martes 26/1/21

El Gobierno Sánchez, en tiempo de descuento

el INE ha confirmado la ralentización del crecimiento de la economí

el INE ha confirmado la ralentización del crecimiento de la economía española en el segundo trimestre del año. El PIB creció de abril a junio 0,6 por ciento, lo mismo que en el trimestre anterior. En términos interanuales, el aumento fue del 2,5 por ciento. Es decir, que la economía está creciendo a un ritmo un tercio inferior a lo que venía creciendo el año anterior y que superaba el 3 por ciento.
El parón del consumo y la caída de las exportaciones explica esta desaceleración. Hay, por supuesto, motivos achacables a la coyuntura internacional. La guerra comercial desatada por Estados Unidos, la evolución negativa de Italia o la subida del petróleo lo explican en parte.
Pero, sin ninguna duda, la inestabilidad creada en nuestro país por un gobierno débil, incapaz de cerrar acuerdos importantes como el techo de gasto o los Presupuestos Generales del Estado o llevar a cabo reformas de calado que modernicen y dinamicen la economía están detrás de la paralización de muchas inversiones que tendrán, como ya hemos visto en julio y agosto, su reflejo en las cifras de empleo.
El Gobierno, además de los problemas que están cercando a muchos de sus ministros y al propio presidente, no resuelve la crisis provocada por los independentistas catalanes. Y, por si todo esto fuera poco, los ministros no para de realizar anuncios que puede que no se materialicen, pero que desestabilizan y crean inseguridad.
Nos dicen que una cosa y la contraria. Nos anuncian subidas de impuestos, lanzan globos sonda, pretenden evitar la mayoría del PP en el Senado para, por la puerta de atrás, derogar en parte la ley de Estabilidad Presupuestaria y no sabemos cómo llevarán a la práctica el acuerdo del Pacto de Toledo para subir las pensiones de nuevo con el IPC.
No les falta razón a la oposición y a las asociaciones de empresarios cuando piden elecciones. El país está paralizado, caen el consumo y la inversión y el Gobierno no tiene capacidad de dirigirlo agobiado por los escándalos y la falta de apoyos. Las cifras de este tercer trimestre lo volverán a certificar.

El Gobierno Sánchez, en tiempo de descuento
Comentarios