miércoles 21/10/20

Wuhan se convierte en una fiesta

anda el mundo entre el asombro y la indignación después de ver una fiesta en una macropiscina en Wuhan. Allí, los asistentes (algunos miles) dieron rienda suelta a su alegría. Ni distancia de seguridad ni mascarillas. Lo único que importaba era bailar al ritmo que imponían los djs desde el escenario montado por las autoridades. Y la sorpresa y la indignación llega por el hecho de que se permita semejante evento (una irresponsabilidad para muchos) en el que fue el epicentro de la expansión del coronavirus. Sin embargo, hay que aclarar que a estas alturas Wuhan es una de las poblaciones más seguras del planeta, al menos en lo que al Covid-19 se refiere. Tras meses de estrictas medidas de confinamiento, tras realizar más de once millones de test (no se hicieron tantos en ningún otro país del mundo), la ciudad está libre de la enfermedad. Hasta cierto punto, es lógico que lo celebren con alegría.

Comentarios