viernes 27/11/20

Villares se encastilla frente a los críticos

EL exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares hubiera sido un buen castellano. No de los de Castilla, esos a los que Rosalía pedía explicaciones, porque los gallegos iban a su tierra como rosas y volvían como negros –una comparación que por entonces estaba permitida–, sino en el sentido de señor de un castillo. Se ha encerrado en su torre del homenaje y allí persevera con tesón, incluso con obstinación, en su plan sin atender a razones en contrario. Quizá llamar razones a los argumentos de los críticos de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, sea un poco exagerado de más, ya que su única intención es “quítate tú para ponerme yo”. La facción apadrinada por Martiño “2.0” Noriega insiste un día y otro en que es necesario adelantar las elecciones internas para tomar ellos el poder. El voceiro les responde también un día y otro que se va a atener a los estatutos de la confluencia y que la votación se hará cuando corresponda. Se nota que de cuestiones jurídicas sabe algo, pero no puede olvidar que los irmandiños –los de verdad, eh– ya derribaron muchos castillos, que es precisamente lo que pretenden los de ahora, los anovados. Veremos en qué queda todo. FOTO: un cuarteto impresionante: Noriega, tone, villares y beiras | aec

Comentarios