domingo 05.04.2020

Todavía más corrupción en el fútbol

cuando se habla de fútbol muchos piensan en pasión, en colores, en sentimiento, en un equipo y, mientras esto sucede, otros se frotan las manos y solo piensan en el modo de hacer negocio, aunque sea de una manera poco clara. Sorprende, sin embargo, que una figura del prestigio de Franz Beckenbauer (el kaiser) se encuentre entre los acusados por fraude en la organización del Mundial de 2006. Solo el delicado estado de salud por el que atraviesa le puede librar de sentarse en el banquillo después de que su nombre apareciera en el escrito realizado por la Fiscalía de Suiza, en el que se acusa a tres antiguos funcionarios de la federación germana de fútbol y al exsecretario general de la FIFA, el suizo Urs Linsi. Y todo por un préstamo de diez millones de francos suizos que fue justificado como gastos de la ceremonia de inauguración del mundial cuando en realidad acabó en manos de un qatarí por razones que todavía se desconocen. Está claro que buen parte de lo que toca el fútbol apesta.

Todavía más corrupción en el fútbol
Comentarios