martes 4/8/20

Un tiro en el pie del sector turístico español

justo ahora, cuando hoy mismo está previsto que la Unión Europea se reúna para ver cómo se vuelven a desbloquear las fronteras, va el Gobierno y decide imponer una cuarentena obligatoria a todos los extranjeros que vengan a este país. Catorce días encerrados en la habitación de su hotel, en caso de que no tengan vivienda propia, desde luego, no parece que sean las vacaciones soñadas por nadie, por mucho que se sea inglés o alemán. Lo curioso es que estas medidas no se impusieron cuando el virus andaba despendolado por medio planeta y aquí se entraba como Perico por su casa. Está bien que se adopte la medida si es fundamental para detener la pandemia, pero supone el tiro de gracia para el sector turístico, el que más aporta al PIB patrio, que ve ahora cómo sus esperanzas de intentar medio salvar la temporada se van por el desagüe de la decisión gubernamental. Por lo menos a quienes nos visiten les queda el consuelo de que podrán ir a la compra. FOTO: Pasajeras caminando por una terminal de Barajas ante la atenta mirada de un agente de policía | efe

Comentarios