jueves 24/9/20

La solución más chapucera

es curioso lo resolutivo que es cuando quiere el Adif. Es cierto que no sabemos nada de las intermodales gallegas, que duermen el sueño de los justos. O que todavía no conocemos cuándo llegará el AVE a Galicia. Sin embargo, ese relajo que tiene la empresa para algunos asuntos no lo tiene para otros. Todavía está media Galicia asombrada de la resolución tomada por Adif con dos vagones descarrilados en Carballeda de Valdeorras. Como solucionar el problema les resultaba muy complicado, pues optaron por tirarlos ladera abajo para que llegaran al Sil. La cuestión es que esta operación la realizaron sin la pertinente autorización de la Confederación Hidrográfica y que, además, fue tan chapucera que uno de los vagones sí llegó al agua, pero el otro allí sigue, en mitad de la ladera, a la espera de que algún responsable de la empresa determine qué se hace con él. Lo dicho, resolución y chapuza, todo en una.

Comentarios