martes 1/12/20

A pesar de los buenos datos no está todo hecho

justo cuando estamos a las puertas de la primera fase –que en realidad es la segunda– de la desescalada, llega el dato de que el número de fallecidos diarios por coronavirus en España es el más bajo desde hace casi dos meses. Y nuestra primera reacción, después de la alegría evidente, es pensar que lo estamos consiguiendo. Que esto ya está encaminado y vamos a ir sumando una victoria detrás de otra. Y el optimismo es muy necesario, especialmente en estos tiempos, pero tener los pies en el suelo, también. Y no podemos relajarnos y pensar que la situación no puede empeorar; porque puede, y mucho. Hay un buen montón de sanitarios convencidos de que más pronto que tarde volveremos a la fase 0 por nuestra irresponsabilidad. Y serán ellos los que tendrán que hacer por nosotros lo que no nos mereceremos: dejarse la piel para que no nos dejemos la vida. Celebremos que todo parece ir mejor, pero sin olvidar que a esta guerra le quedan muchas batallas. FOTO: salvador illa habla sobre los últimos datos de contagios y muertes por el virus | efe

Comentarios