jueves 26/11/20

La pena, penita, pena de Pedro Sánchez

¡QuÉ pena lo de Javier Arenas! Ya está en la tercera o en la cuarta edad y ha demostrado que es un tipo al que no se le puede negar el tesón, pues durante treinta o cuarenta años intentó conquistar Andalucía y Sevilla para el PP; nunca lo consiguió, pero él lo intentó sin descanso. El señorito campeón, uno de cuyos mayores éxitos fue dejarse fotografiar en plena campaña electoral mientras un limpiabotas le lustraba el calzado, aún aspiraba en las últimas municipales a ser el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Sevilla, porque... y justo ahora, cuando ya no pinta nada, es posible que los peperos alcancen la presidencia de la Junta. Pero si lo suyo da pena, qué decir de lo de Pedro “La sonrisa” Sánchez. Su condición de trituradora de votos hecha hombre ha hundido a Susana “La sultana” Díaz, que ha llevado al PSOE de Andalucía al mayor batacazo que se pudiera imaginar. El presidente ha reaccionado ante el desastre con entereza: “Debería gobernar el partido más votado”. Los andaluces, dados a la risa, se han puesto, sin embargo, serios, ya que se sienten marginados, pues no entienden por qué a ellos hay que imponerles un criterio que Sánchez impide que se aplique en España. FOTO: susana díaz y pedro sánchez, muy cariñosos | aec

Comentarios