jueves 22/10/20

La oposición viguesa se parte con el clamor popular

OÍR voces cuando el único ruido que interrumpe el silencio es el de las ondas do mar de Vigo, no es buena cosa. Si lo que se escucha es un clamor, pero lo único que percibe el resto de la gente sigue siendo el gran éxito de Martín Códax combinado con el runrún de los palmeros, las cosa está mucho peor. Desgraciadamente eso es lo que le ocurre al todopoderoso Caballero, don Abel, quien siente un clamor en Vigo para que declare a Feijóo persona non grata. A la oposición municipal, pérfida oposición habría que decir, le ha dado la risa al enterarse de que semejante nivel de decibelios atruena las entendederas del alcalde. Hasta el portavoz de la Marea de Rande, Rubén Pérez, que poco tiene que ver con el premier gallego, ha calificado de solemne tontería la idea del regidor municipal.

Comentarios