martes 1/12/20

Lo malo de ser una formación rupturista

ESTO de hacerse pasar por formación rupturista es lo que tiene, que llegados a un punto, van los integrantes y deciden hacer bueno el nombre. En Marea ha terminado por saltar por los aires y, lo que es peor, ni los escindidos han sido capaces de ponerse de acuerdo para presentar una alternativa conjunta. Al final, Anova se queda fuera de juego y Podemos e Izquierda Unida reeditan a nivel gallego lo que hacen en todo el Estado, sin más añadidos ni siglas. Y, por el otro lado, En Marea, sin el apoyo de las mareas municipalistas, también juega a intentar hacer algo en unas generales en las que, todo parece indicar, se diluirán como un azucarillo. FOTO: Luis villares | aec

Comentarios