martes 1/12/20

Un futbolista que da mucho que pensar

MANUEL Pablo ejerció la acusación popular y pidió la pena capital para Luisinho. Tino dictó sentencia –“no volverá a vestir la camiseta del Deportivo”– y lo mandó al corredor de la muerte. Allí quedó confinado hasta que lo rescató Garitano. El portugués es ahora un ciudadano libre y su hoja de servicios está limpia de antecedentes penales. Incluso figura entre los jugadores más respetados de la plantilla blanquiazul. Se ve, por lo tanto, que las profecías no van con él. En cambio, sí va con él analizar la realidad: “No es normal que no haya ni un año tranquilo. Algo se está haciendo mal”, ha sentenciado. Pues que piensen los que están puestos para hacerlo. FOTO: luisinho | aec

Comentarios