miércoles 25/11/20

Cortes de luz por culpa de la marihuana

Las empresas suministradoras de electricidad se están convirtiendo en la mejor arma de la Policía para luchar contra el cultivo de marihuana. La cantidad de energía que se consume para el crecimiento de las plantas es uno de los síntomas que los agentes tienen para saber en qué sitio se está realizando una actividad delictiva. Sin embargo, el problema está adquiriendo tintes dramáticos en determinados puntos de la geografía española en los que el intenso consumo que provocan las plantaciones ilegales llega a producir cortes en el suministro. Además, los productores recurren a conexiones ilegales, lo que hace que sea más difícil localizarlos, ya que se sabe la zona donde están, pero no el punto exacto.

Comentarios