lunes 26/10/20

Los casos de violencia de los juzgados de Lugo

PILAR “Permíteme que insista” de Lara es la envidia de todos los jueces destinados en Lugo. Ella se dedica a su Pokémon y todo le da igual, que no la moleste nadie, como mucho algún tirón de orejas que llega desde la alturas, pero nada más. Un par de días sin ponerse los pendientes y todo arreglado. En cambio, sus compañeros tienen que lidiar con asuntos de aúpa, en los que últimamente la violencia es cada día mayor. Por ejemplo, un anciano acaba de ser condenado a dos años de cárcel por agredir a otro con un bastón; tan fuerte le cascó en el coco que el palo se rompió y el agredido sufrió una fractura. Por su parte, una mujer se expone a dos años y medio de prisión por romperle la nariz a un vecino a martillazos tras una discusión en el rellano. ¡Cómo no va a ser De Lara la envidia de todos!

Comentarios