miércoles 21/10/20

El sospechoso de la desaparición de Yéremi se niega a declarar y a realizar la prueba de ADN

El sospechoso por la desaparición de Yéremi, Antonio O.B., conocido como “Juan El Rubio”, se negó a declarar ante el juez, así como a autorizar una prueba de ADN para cotejar con las pruebas del caso.
El paso del sospechoso por la sala del juez duró menos de diez minutos,

El caso levanta una gran expectación entre los medios de comunicación canarios y nacionales	ep
El caso levanta una gran expectación entre los medios de comunicación canarios y nacionales ep

El sospechoso por la desaparición de Yéremi, Antonio O.B., conocido como “Juan El Rubio”, se negó a declarar ante el juez, así como a autorizar una prueba de ADN para cotejar con las pruebas del caso.
El paso del sospechoso por la sala del juez duró menos de diez minutos, lo justo para “acogerse a su derecho a no declarar”, tal y como explicó el abogado de la familia de Yéremi, Pedro Sánchez.
El abogado se limitó a precisar lo ocurrido, sin entrar a opinar sobre cómo vio a Antonio O.B. ni la actitud que ha tenido ante el juez.
“Se ha negado a declarar y se ha negado a que se le practique la prueba de ADN, así que habrá que pedir autorización judicial para que se practique la prueba”, explicó.
Así, avanzó que “se seguirán realizando pruebas y practicando diligencias a efectos de aclarar su posible participación”. “Habrá que pedirla al juzgado y esperar”, concluyó.
El conocido como “Juan El Rubio” llegó a los juzgados de San Bartolomé de Tirajana para declarar ante el juez del juzgado de Instrucción número 2 escoltado por dos guardias civiles a las 10.30 horas, que le dirigieron a la segunda planta del edificio de los juzgados del municipio sureño, donde permaneció solo hasta las 10.40 horas.
En las puertas del Juzgado se congregaron más de una veintena de periodistas ante la expectación por una posible nueva pista del caso.
“El Rubio” fue trasladado a finales de junio a la cárcel de Las Palmas II desde el penal de Algeciras (Cádiz), donde se encontraba en prisión preventiva a la espera de ser juzgado por la agresión sexual que sufrió un niño en 2012 en el municipio de Santa Lucía de Tirajana.
El breve paso ante el juez, en cambio, no supuso que el sospechoso abandonara igual de rápido la sede judicial, donde estuvo más de una hora hasta que la Guardia Civil se lo llevó escoltado. En concreto, los agentes lo subieron en una furgoneta fuera de los focos de los periodistas y salieron con él escoltados por un segundo vehículo.

Comentarios