lunes 28/9/20

Reportaje | Un musical en el que el aprendizaje y la diversión van de la mano

La actriz Blanca Marsillach regresa con su compañía de teatro una vez más con un tema de concienciación social dirigido hacia los más pequeños, el musical “El Invisible Nikolaus”, un proyecto teatral que refuerza su compromiso con el medio ambiente.

La actriz Blanca Marsillach
La actriz Blanca Marsillach

La actriz Blanca Marsillach regresa con su compañía de teatro una vez más con un tema de concienciación social dirigido hacia los más pequeños, el musical “El Invisible Nikolaus”, un proyecto teatral que refuerza su compromiso con el medio ambiente.
La obra podrá verse mañana en el CEIP María Barbeito y el viernes en el CEIP San Francisco, gracias a la colaboración de la compañía con la Xunta.
Blanca escogió el tema del cuidado del medio ambiente debido a su preocupación sobre la concienciación de este tema en los más pequeños. “Es muy importante que ellos creen esa conciencia, que puedan escoger el futuro que van a heredar. Son las nuevas generaciones las que están más predisponibles y menos viciadas que mi generación a reciclar y ser más conscientes por el cuidado del medio ambiente”, explica la actriz.
Para la compañía, esta es una oportunidad fantástica de llevar a los niños de Galicia este mensaje tan necesario. A través de esta obra infantil hecha musical, que cuenta con muchísimas canciones y es muy interactivo, supone la oportunidad de educarlos mientras se divierten.

El proceso de creación, según Blanca, fue “muy bonito”, un proceso de aprender todas las canciones, de actuar, de saber transmitir todos los mensajes bien, cómo explicar qué es el dióxido de carbono para que un niño de siete años lo entienda. “No solo contamos la importancia de cuidar el medio ambiente a través de una aventura maravillosa, si no que también les educamos un poco espiritualmente, desde el miedo a lo que pueda pasar si no somos conscientes de ello. No es algo palpable, por lo que se necesita coraje para superarlo. La lealtad, la familia...todo esto se cuenta a través del espectáculo en vivo y en el que se establece una comunicación con los niños”, afirma Blanca.
Este programa de educación social para los más pequeños se hace para contrastar la falta de concienciación que puede haber en las aulas, haciéndolo así a través del teatro. Como dice el padre de Blanca, Adolfo Marsillach, “No soy tan ingenuo como para pensar que el teatro puede cambiar a la sociedad, pero estoy seguro de que puede llegar a despertarla”.

Comentarios