miércoles 25/11/20

Una persona fallece al reventarle dentro dos de las bellotas de cocaína que transportaba

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Torremolinos a dos hombres, de 28 y 39 años, ambos de nacionalidad venezolana, que transportaban en sus organismos bellotas de cocaína

Vista de varias bellotas requisadas durante una operación 	aec
Vista de varias bellotas requisadas durante una operación aec

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Torremolinos a dos hombres, de 28 y 39 años, ambos de nacionalidad venezolana, que transportaban en sus organismos bellotas de cocaína. La detención se produjo tras el aterrizaje de emergencia en Málaga, después de que a un tercer acompañante le reventasen dos bellotas en el vientre, lo que posteriormente provocó su fallecimiento.
El piloto que cubría la ruta Valencia-Tenerife tuvo que hacer una parada de emergencia en el aeropuerto malagueño ante las graves dolencias abdominales del pasajero fallecido, que resultó ser una “mula”.
Fue el personal sanitario de un hospital de la capital malagueña quien dio el aviso a la Policía Nacional del ingreso en urgencias aquejado de un fuerte dolor en el vientre. Una placa de la zona abdominal vino a confirmar que el paciente había ingerido decenas de bolas de droga.
Poco después fallecía debido a las graves lesiones ocasionadas por la ingesta de 99 bellotas de cocaína –1.455 gramos– y la rotura de dos de ellas en el interior de su organismo.
Según las pesquisas, el hombre llegó al hospital en ambulancia procedente del aeropuerto. En el trayecto hasta el centro sanitario fue acompañado por dos compatriotas con los que viajaba, que desaparecieron tras su ingreso en urgencias.
Las indagaciones policiales permitieron la localización y detención de los acompañantes del difunto en una pensión de Torremolinos por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas.
También portaban decenas de bellotas de cocaína en el interior de sus estómagos. Pese a que evacuaron parte de la sustancia en el hostal, tuvieron que ser trasladados a un centro sanitario para defecar el resto del estupefaciente.
En un registro en la habitación del hostal, los investigadores se incautaron de 105 bellotas de cocaína y 125 euros, entre otros efectos. Ya en el hospital, los dos arrestados expulsaron un total de 62 bellotas de cocaína con un peso bruto total de 930 gramos de droga.

Comentarios