lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Pasa las navidades en Noruega

Navidad en Noruega. I CEDIDA

Si te estás planteando viajar a Noruega para pasar las navidades haces muy bien porque si de por sí este país tiene mucho que ofrecer, Noruega en invierno es, sencillamente, un espectáculo. Para empezar, podemos señalar que las navidades en Noruega tienen diferentes raíces y hablamos de las cristianas hasta llegar al Janucá, pasando por las más autóctonas nórdicas hasta incorporar algunas tradiciones nuevas.


Ya con esta base nos podemos hacer una idea de que lo que nos espera será único y nos dejará un bonito recuerdo. Y todo esto sin mencionar aún qué ver en Noruega de por sí tanto en invierno como en verano.


Para no dejarnos nada en el tintero, empecemos por focalizarnos en el periodo natalicio y en todo lo que nos espera en la capital de Noruega, Oslo.


Adviento en la capital

 

Es normal que, si pensamos en viajar a Noruega durante las navidades, lo primero que se nos pase por la cabeza son las últimas semanas del mes de diciembre, pero, en realidad, si por fechas no nos lo podemos permitir, tenemos otras alternativas. Ya desde finales del mes de noviembre podremos encontrar adornos navideños y los típicos mercados navideños.


Y no solo el primer fin de semana de Adviento es cuando se lleva a cabo la tradición de encender los árboles de Navidad y también se puede asistir a diferentes conciertos para deleitarse con los tradicionales villancicos.


¿Has oído hablar del Julebord?

 

También durante el periodo de Adviento, tanto los grupos de amigos como las mismas empresas suelen reunirse para celebrar esta fiesta antes de la Navidad y lo hacen con productos típicos navideños del lugar.

 

En las mismas calles los turistas pueden vivir esta tradición y celebrar con ellos esta bonita tradición. Sin lugar a dudas, un modo distinto y especial de acercarse más a su cultura y de conocer un poco más su gastronomía.

 

Pequeña y gran Nochebuena

 

Ya advertimos al inicio de que viajar a Noruega por navidades sería algo particular y así ocurre también con la Nochebuena. Ya el 23 de diciembre ellos tienen la tradición de juntarse en familia, como un previo de la Nochebuena de por sí, y es en esta noche donde hacen algunos preparativos a modo de ritual, como es el caso de adornar el árbol de Navidad o cocinar algunos de sus platos típicos, como por ejemplo el pudín de arroz o las galletas de jengibre.

 

El 24 es bastante similar a lo que se puede hacer en España. Seguramente es el momento de hacer las últimas compras durante la mañana y antes de que las tiendas echen el cierre. Ya por la noche, esta fiesta es, sobre todo, familiar. Los regalos se dejan debajo del árbol y se cena todos juntos. Esa misma noche es cuando ellos abren los regalos.

 

Qué comer durante las navidades

 

Si vas a viajar a Noruega en este periodo hay algunas cosas que no te deberías perder. Para empezar, apunta en tu lista las costillas de cerdo (ribbe) o de cordero (pinnekjøtt). También podrás encontrar pavo o cerdo asado. Y, si por algún motivo prefieres el pescado, tu plato a degustar será el bacalao cocido.

 

Durante las fechas navideñas casi todos los restaurantes se apurarán por tener sus platos estrella, así que si estás por allí no tendrás muchos problemas a la hora de dar con ellos. Y, de hecho, algunos ofrecerán algunas especialidades más, todas dignas de probarlas, al menos, una vez. 

 

Para ellos el pudín de arroz es de lo más tradicional. Según cuenta su leyenda, es propio el plato que come el mismísimo Papá Noel, así que mínimo, hay que probarlo. No te extrañes si ves por las calles este manjar, ya dijimos que era para Papá Noel, así que ellos, sin más, se lo dejan preparado para que pueda reponer energías después del largo viaje que le toca hacer en una sola noche.

 

En cuanto a la bebida, aunque si bien es cierto que esta se encontrará mucho más durante el periodo de Adviento, también se puede encontrar el gløgg. Se trata de una bebida caliente bastante especiada que se hace a base de vino tinto. Por supuesto, el mejor acompañamiento para esta bebida, que tiene su versión no alcohólica, son las galletitas de jengibre (las pepperkaker).

 

Un espectáculo único: las Auroras Boreales

 

Más allá de todo lo que tiene para ofrecer Noruega en su aspecto más natalicio, no nos podemos olvidar de que la belleza natural de Noruega es uno de los motivos principales que inspira a turistas llegados de todo el mundo para aterrizar en este país. Y en Navidad no iba a ser diferente.

 

Incluso si los viajes de aventura no son tu fuerte, hay ciertas cosas que no deberías perderte si vas a viajar a Noruega, como, por ejemplo, tratar de ver las auroras boreales. Es verdad que el encendido de las luces, la cercanía de la gente por esas fechas, el olor a sus típicas galletas que se percibe a kilómetros de distancia… es algo especial, pero ver una aurora boreal en Noruega puede ser, de verdad, único.

 

Durante los días 24, 25 y 26 de diciembre, muchos hoteles permanecen cerrados, pero algunos de ellos, sobre todo algunos que se encuentran en las montañas, mantienen el cartel de abierto sabiendo que son fechas especiales y porque, además, desde algunos puntos clave se puede observar este increíble espectáculo de la naturaleza. Además, suelen ofrecer unas cuantas actividades al aire libre, como puede ser realizar un crucero.


Con las auroras boreales en mente, hay algunas compañías que tienen sus barcos orientados a esto durante las fiestas navideñas. En realidad, hay muchas opciones de ver auroras boreales por encima del Círculo Polar Ártico (como es el caso de las islas Lofoten) y, aunque parezca mentira, en ocasiones se pueden observar en el mismo centro de Noruega, en una región que se llama Trondelag. A veces, solo basta con saber dónde buscar. En estos cruceros también suele ser habitual el poder disfrutar de los famosos fiordos noruegos.

Pasa las navidades en Noruega

Te puede interesar