martes 27/10/20

El obispo de Mallorca investigado por tener una amante renuncia a su cargo

El papa Francisco aceptó la renuncia presentada por monseñor Javier Salinas Viñals al gobierno pastoral de la diócesis de Mallorca y le nombró obispo auxiliar de la archidiócesis de Valencia y titular de Monterano, Forum Clodii, Foroclodien(sis) –Italia–, en la Región Eclesiástica de Lazio.

Antonio Cañizares celebra una misa en la catedral de Valencia	ep/ V. GUTIÉRREZ
Antonio Cañizares celebra una misa en la catedral de Valencia ep/ V. GUTIÉRREZ

El papa Francisco aceptó la renuncia presentada por monseñor Javier Salinas Viñals al gobierno pastoral de la diócesis de Mallorca y le nombró obispo auxiliar de la archidiócesis de Valencia y titular de Monterano, Forum Clodii, Foroclodien(sis) –Italia–, en la Región Eclesiástica de Lazio.
Según informa la Conferencia Episcopal Española (CEE), así lo dio a conocer ayer 8 de septiembre la Santa Sede, que comunicó al mismo tiempo que el Santo Padre nombró al obispo auxiliar de Barcelona, monseñor Sebastia Taltavull Anglada, administrador apostólico de la diócesis de Mallorca.

malinterpretado
El hasta ahora obispo de Mallorca se defendió en Cope Baleares de las informaciones que en diciembre de 2015 apuntaban a que habría mantenido una supuesta “relación impropia” con una de sus colaboradoras en el Palacio Episcopal. En este sentido, aseguró que no tenía “nada que ocultar” y estaba convencido “de haber actuado convenientemente”, aunque reconoció que se podían “haber malinterpretado” sus actos.
En noviembre de 2012, el papa Benedicto XVI nombró a monseñor Javier Salinas Viñals nuevo obispo de Mallorca, en sustitución de Jesús Murgui, quien fue trasladado a la Diócesis de la localidad alicantina de Orihuela, después de que el obispo de Alicante se jubilara.
El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastia Taltavull, nombrado administrador apostólico de Mallorca, aseguró ayer que asume con “gozo y agradecimiento” al Papa su nombramiento, que compaginará con sus responsabilidad en la Archidiócesis de Barcelona.
En rueda de prensa, acompañado del arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y el cardenal Lluís Martínez Sistach, aseguró que también asume su nuevo cargo con el temor de si podrá hacerlo “bien” y responder a los retos que se presentan.
Remarcó que el obispo no es una “persona separada del pueblo, sino que forma parte del pueblo”, y explicó que fue nombrado administrador con las facultades de obispo hasta que sea nombrado uno nuevo.
Taltavull dijo que el trabajo como administrador apostólico “se hará mucho” desde Barcelona, y afirmó que este fin de semana viajará a Mallorca, donde el sábado se celebra la misa de despedida de Salinas y donde aprovechará para reunirse con el colegio de consultores.

Comentarios