sábado 26/9/20

Intentan controlar un incendio provocado por la caída de un rayo sobre un árbol en un municipio de Valencia

Un incendio declarado este lunes en Llutxent (Valencia), que había arrasado hasta ayer 1.510 hectáreas y obligó al desalojo de más de 2.500 personas, permanecía a las 22.00 horas de ayer activo con dos frentes a la espera de la evolución meteorológica.

El incendio había quemado hasta ayer más de 1.500 hectáreas y obligó a desalojar a 2.500 personas | MANUEL BRUQUE (efe)
El incendio había quemado hasta ayer más de 1.500 hectáreas y obligó a desalojar a 2.500 personas | MANUEL BRUQUE (efe)

Un incendio declarado este lunes en Llutxent (Valencia), que había arrasado hasta ayer 1.510 hectáreas y obligó al desalojo de más de 2.500 personas, permanecía a las 22.00 horas de ayer activo con dos frentes a la espera de la evolución meteorológica.
En las labores de extinción del incendio, que fue provocado por la caída de un rayo sobre un árbol, trabajaron durante la jornada de ayer 25 medios aéreos y 600 agentes forestales y bomberos, así como miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Además, los vecinos de Pinet, un pequeño municipio de alrededor de 163 habitantes, fueron evacuados de forma preventiva, por orden del director del Puesto de Mando Avanzado (PMA).
Antes, el servicio de emergencias de la Generalitat había recomendado el “confinamiento de la población” de este municipio, “especialmente las personas con problemas respiratorios”. El president de la Generalitat, Ximo Puig, manifestó que la gran extensión de la zona afectada por el incendio dificulta las tareas de extinción, al ser una área de “difícil acceso” y por las condiciones meteorológicas adversas que se están registrando.
Por su parte, el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, informó ayer, tras la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada, que se seguía combatiendo contra las llamas y que el fuego se había complicado durante la tarde por las altas temperaturas y el fuerte viento. La previsión meteorológica, indicó Ángel, es que esta noche hubiera una evolución térmica favorable con la bajada de temperaturas y que llegue una carga de humedad que podría mejorar la situación.
El alcalde de Llutxent, Pep Estornell, informó de que el incendio se encuentra “descontrolado” y con dos frentes activos, uno en el norte, más próximo al término municipal de Barx, y otro al sur, en la zona de los términos municipales de Llutxent y Pinet. Estornell advirtió de que el fuerte viento “no está ayudando” las tareas de extinción. La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, también señaló en su cuenta de Twitter que el fuego sigue activo y “fuera de control” y se mantienen los desalojos preventivos realizados este lunes. El fuego se inició el lunes y obligó a desalojar esa noche a 2.500 personas, en La Drova, en Barx, y en las urbanizaciones de Montesol y Montepino, entre ellas los ancianos del Centro Sociosanitario Mondúver.
Por otro lado, en Baleares, el Instituto Balear de la Naturaleza declaró controlado un incendio forestal que comenzó ayer en el torrente de Coanegra, en el municipio mallorquín de Santa María, y que quemó aproximadamente 0,25 hectáreas de pinar.
También durante la mañana de ayer, fue declarado otro incendio forestal en el paraje de El Cortijo de la Hoya, en Algeciras (Cádiz), según informaron fuentes del Plan Infoca. Se trata del segundo incendio que se produce en el mismo paraje en dos semanas. Además, el Plan Infoca de la Junta de Andalucía dio ayer por controlado un incendio en Almonaster la Real (Huelva), que, según las primeras estimaciones, afectó a unas 300 hectáreas y amenazaba al Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mostró ayer su agradecimiento a los agentes que están actuando en las labores de extinción de los incendios. En un mensaje en Twitter, da las gracias a todos los efectivos que están trabajando “sin descanso”. l

Comentarios