miércoles 20/1/21

Galicia registró en abril un 83% menos de precipitaciones que la media de los últimos años

El promedio de precipitaciones del mes de abril en Galicia se situó en los 22 litros por metro cuadrado, un valor muy alejado de los 120 que se suelen a registrar en el cuarto mes del año, lo que supone que la comunidad tuvo durante este mes un 83% menos de precipitaciones.

La lluvia se dejó ver poco por la comunidad durante el mes pasado | Lavandeira (EFE)
La lluvia se dejó ver poco por la comunidad durante el mes pasado | Lavandeira (EFE)

El promedio de precipitaciones del mes de abril en Galicia se situó en los 22 litros por metro cuadrado, un valor muy alejado de los 120 que se suelen a registrar en el cuarto mes del año, lo que supone que la comunidad tuvo durante este mes un 83% menos de precipitaciones.
Así lo recoge en el resumen del Informe climatológico de abril, publicado por Meteogalicia ayer, según el cual el cuarto mes del año fue “extremadamente seco”, sin apenas borrascas atlánticas.

El único día en todo el mes en el que las lluvias fueron generalizadas fue el último, el día 30; al que se sumó el día 1, que dejó cielos parcialmente nublados y chubascos aislados, restos de la inestabilidad que dejaba el paso de un sistema frontal del mes de marzo. De hecho, es el mes de abril más seco de la serie junto con el año 1982.

Los valores más altos fueron los registrados en la Serra do Xistral y en la comarca del Sar e interior de Noia, entre 45 y 50 litros por metro cuadrado Los valores más bajos se alcanzaron en las comarcas de Viana y Valdeorras, y fueron inferiores a los diez litros cada metro cuadrado.

TEMPERATURAS ALTAS
El mes de abril se caracterizó por la presencia muy frecuente de altas presiones localizadas en el Cantábrico, lo que hizo que apenas consiguiera llegar ninguna borrasca desde el Atlántico. Desde esa posición el anticiclón propició la llegada de aire cálido procedente del sur de la península Ibérica y del norte de África, por lo que las temperaturas estuvieron en general por encima de lo que se había esperado.


En concreto, las temperaturas mínimas estuvieron en valores promedios próximos a los seis grados, siendo los valores más bajos los registrados en el sur de las comarcas de la Limia y Verín (cerca de un grado) y los más altos en la Ría de Vigo y en la península de O Morrazo, (con valores próximos a los 11 grados).

Por su parte, el valor medio de las máximas estuvo en los 19,6 grados. Los más bajos se registraron en el alta montaña ourensana y en la sierra de O Xistral, con valores próximos a los 11 grados, y los valores más altos (en torno a los 25 grados) en la comarca de O Ribeiro. Así, la anomalía de temperatura media fue de 2,3 grados, el cuarto valor más alto desde 1961, pero lejos de los 4,2 grados alcanzados en abril de 2011, el más cálido de la serie.
Por otra parte, el documento destaca las heladas de los días 27 y 28, debido a la llegada de una masa fría del norte y la ausencia de viento y noches despejadas en esas dos jornadas. El valor más bajo registrado se alcanzó en Baltar, en la provincia de Ourense, con -8.2 grados en la noche del 26 al 27 de abril.

Comentarios