miércoles 23/9/20

Un coche se sale de la vía cuando iba a 200 kilómetros por hora en un tramo de 50 en Gondomar

Cinco personas resultaron heridas en Gondomar (Pontevedra) al salirse el vehículo en el que viajaban de la vía. El siniestro se registró a primera hora de ayer en Mañufe, en la carretera de A Ramallosa a Gondomar. Según Crtvg, el coche podría haber cuadriplicado el límite de velocidad, en un tramo señalizado a 50 kilómetros por hora.
 

Los equipos de emergencia, junto al coche siniestrado	crtvg
Los equipos de emergencia, junto al coche siniestrado crtvg

Cinco personas resultaron heridas en Gondomar (Pontevedra) al salirse el vehículo en el que viajaban de la vía. El siniestro se registró a primera hora de ayer en Mañufe, en la carretera de A Ramallosa a Gondomar. Según Crtvg, el coche podría haber cuadriplicado el límite de velocidad, en un tramo señalizado a 50 kilómetros por hora.
El conductor perdió el control al salir de una pequeña curva. Chocó primero contra unas piedras y, ya sin ruedas ni motor, atravesó el carril contrario, antes de detenerse, unos doscientos metros más allá. 
Los cinco ocupantes del vehículo resultaron heridos. Se trata de cuatro hombres –A.M.M y E.L.M, de 30 años ambos; J.A.P.V, de 25; y B.V.N, de 24– y de una mujer –M.T.O.C, de 29 años–, según indicó el 061. 
De hecho, todos ellos fueron trasladados al hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.
Uno de los ocupantes tuvo que ser excarcelado por los Bomberos de O Baixo Miño. Las personas que llamaron al 112 Galicia para informar del accidente estaban alarmadas, pues, tras el golpe, pensaron que el coche comenzaba a arder. 
Los gestores del Centro de Atención a las Emergencias avisaron, de inmediato, a los Bomberos de O Baixo Miño y a los miembros del GES del Val Miñor.  Al lugar del accidente también acudieron los profesionales de Urgencias Médicas y los agentes de seguridad. Igualmente, fueron necesarios los equipos de limpieza de la Axencia Galega de Infraestruturas.
Mientras, también en Pontevedra, dos motoristas fallecieron en Cerdedo tras colisionar un coche contra la moto en la que viajaban. El siniestro se produjo a última hora de la tarde de este sábado en la N-541, a su paso por esta localidad pontevedresa.
Por otro lado, una mujer quedó atrapada dentro de un turismo después de chocar con otro en la localidad ourensana de Taboadela, en la carretera que une el Polígono de San Cibrao das Viñas con Allariz. 
Diez personas fallecieron este fin de semana en las carreteras españolas en nueve accidentes.

Comentarios