domingo 27/9/20

Casi un 40 por ciento de los españoles no será económicamente independiente en 2021

La clase media española se redujo “drásticamente” y seguirá haciéndolo en los próximos años, ya que en 2021 un 38,8% de la población española vivirá en precario.

Este porcentaje de los españoles no podrán hacer planes a largo plazo como tener hijos o comprar una vivienda  | aec
Este porcentaje de los españoles no podrán hacer planes a largo plazo como tener hijos o comprar una vivienda | aec

La clase media española se redujo “drásticamente” y seguirá haciéndolo en los próximos años, ya que en 2021 un 38,8% de la población española vivirá en precario.
Es decir, casi cuatro de cada diez no serán económicamente independientes para hacer planes a largo plazo como tener hijos o comprar una vivienda.
Esta es una de las conclusiones de un estudio matemático desarrollado por investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y la Universitat de Valencia (UV), que predice que en 2021 habrá cerca de un millón y medio de ciudadanos más en una situación precaria en España.
En el estudio engloban como precarios a aquellas personas que no tienen suficientes ingresos estables para llevar una vida independiente y, por tanto, poder hacer planes en el largo plazo (tener hijos, adquirir vivienda), según informaron fuentes de la UPV. En este estudio, en el que cuantifican el tamaño de la población precaria y recomiendan soluciones, se muestra “la evolución de la clase media española y de la precariedad en España de aquí a 2021”, según afirma el director del Instituto de Matemática Multidisciplinar de la UPV, Lucas Jódar.
Según Jódar, a pesar del anuncio del aumento del salario mínimo a 1.000 euros para 2020 y de las subidas salariales acordadas por sindicatos y patronal, este estudio predice que la población precaria en España aumentará en los próximos años. Elena de la Poza, investigadora del Centro de Investigación de Ingeniería Económica de la UPV, explica que tradicionalmente, el concepto de precario “estaba ligado a la falta de estabilidad en el contrato laboral”. “Sin embargo, en la actualidad la población precaria engloba también a todos aquellos que, incluso teniendo contratos de duración indefinida, reciben salarios muy bajos y que no ven que su situación mejore o vaya a mejorar”, señala. El equipo de trabajo señala en el estudio que particularmente para el caso de España, “se agrava el problema”. l

Comentarios