viernes 18/9/20

Arrestan de nuevo al “violador del ascensor” por cuatro agresiones

El “violador del ascensor”, que salió de la cárcel en 2013 y ahora fue detenido por cuatro agresiones, apresaba de noche a sus víctimas a punta de pistola cerca del hospital La Paz, las maniataba y tapaba los ojos para llevarlas en un coche hasta un piso de Segovia donde las violaba.

Dos jóvenes pasan ante el edificio de Segovia donde el violador atacaba a sus víctimas | pablo martín (efe)
Dos jóvenes pasan ante el edificio de Segovia donde el violador atacaba a sus víctimas | pablo martín (efe)

El “violador del ascensor”, que salió de la cárcel en 2013 y ahora fue detenido por cuatro agresiones, apresaba de noche a sus víctimas a punta de pistola cerca del hospital La Paz, las maniataba y tapaba los ojos para llevarlas en un coche hasta un piso de Segovia donde las violaba.


Fuentes de la investigación indicaron que las cuatro víctimas –dos violaciones consumadas y dos en grado tentativa– rondan los veinte años y describieron a un hombre fuerte.


Actuó en al menos cuatro ocasiones entre diciembre de 2016 y abril de 2017, y ahora se investiga si cometió alguna agresión más, añadieron las fuentes que detallan el modus operandi del rebautizado como “violador de La Paz” –Pedro Luis Gallego– que está en dependencias policiales y hoy pasará a disposición judicial.

A punta de pistola
En todos los casos abordaba de noche a las chicas en una zona trasera del hospital madrileño por la espalda y a punta de pistola. En dos ocasiones, consiguió amordazar a sus víctimas, taparles los ojos y maniatarlas con bridas para introducirlas a la fuerza en su coche.


Desde ahí emprendió rumbo hasta Segovia capital, a una hora de Madrid, donde las violó en un piso. Luego hacía el camino en sentido inverso y dejó a las jóvenes en las proximidades del lugar donde las había raptado.
Según las mismas fuentes, llevaba tiempo viviendo en Segovia donde tiene familia y una novia, que presenció el arresto en plena calle. No opuso resistencia y se mostró tranquilo.


El “violador del ascensor” llevaba sin actuar, que se sepa, desde abril cuando pudo ver en las noticias que la Policía buscaba a un violador en las cercanías del hospital La Paz, concretamente por la parte posterior.


La noticia causó “una gran alarma social” en el distrito de Fuencarral y se le comenzó a llamar “el violador de La Paz”, según precisó ayer un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid que subrayó el largo historial delictivo de Gallego, que ahora tiene 59 años.


Había abandonado la cárcel el 14 de noviembre de 2013 como consecuencia de la derogación de la doctrina Parot, tras pasar entre rejas 21 años por el asesinato de Leticia Lebrato, de 17 años, en Valladolid, y de Marta Obregón, de 19, en Burgos, y por dieciocho agresiones sexuales.

Comentarios