Zelenski visita la matanza de Bucha y Rusia replica que es un "montaje"

Zelenski atiende a los periodistas en Bucha/EFE/EPA/UKRAINIAN PRESIDENTIAL PRESS SERVICE

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, visitó este lunes el lugar de la presunta matanza cometida por tropas rusas en la localidad de Bucha, mientras las autoridades rusas mantienen que las imágenes de las "atrocidades" cometidas cerca de Kiev son un mero "montaje".


"Tenemos que poder mostrar al mundo lo que ha ocurrido aquí, lo que han hecho las fuerzas rusas. Haremos que los responsables sean castigados. Todos los días encontramos casos como éste, esto es un genocidio", aseguró Zelenski, dirigiéndose a la prensa internacional.


Las autoridades ucranianas cifraron en 340 los cadáveres ya enterrados en Bucha, ciudad que los soldados rusos abandonaron el 30 de marzo después de cometer ejecuciones sumarias, según Human Rights Watch.


Tribunal internacional

Zelenski, que describió a los soldados rusos como "asesinos, verdugos y violadores", subrayó la importancia de "llevar a la justicia internacional" esta matanza, que salió a la luz cuando Rusia decidió retirar sus tropas de la región de Kiev tras más de un mes de "operación militar especial".


Las imágenes divulgadas incluyen a cientos de cadáveres en las calles, algunos con las manos atadas a la espalda, ejecuciones confirmadas por algunos vecinos y testigos presenciales.


La inteligencia militar ucraniana difundió en su página web los datos personales de 1.600 soldados rusos, desde nombre y apellidos a fecha de nacimiento y rango militar, integrados en las tropas que actuaron en Bucha.


La lista corresponde a los integrantes de la 64 Brigada Independiente Motorizada del Ejército ruso, que estaría implicada en la presunta matanza de civiles en esa ciudad.


"Así es como se verá a partir de ahora al Estado ruso (...) ¿Qué hizo el hombre que iba por la calle en bicicleta? ¿Para qué torturasteis hasta la muerte a civiles comunes y corrientes en una pacífica ciudad? (...) ¿Cómo se puede violar a mujeres y matarlas ante sus propios hijos? ¿Qué hizo a vuestra Rusia la ciudad ucraniana de Bucha?", dijo Zelenski en una alocución televisiva.


Rusia lo niega todo

El Kremlin rechazó "categóricamente todas las acusaciones" y demandó que los líderes occidentales no se precipiten a la hora de realizar "acusaciones gratuitas".


"Como mínimo, que escuchen nuestros argumentos", dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.


Fue más lejos el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, quien calificó la supuesta matanza de Bucha de "nuevo ataque con noticias falsas" contra Moscú, "montaje" supuestamente cometido justo después de que los soldados rusos abandonaran esa ciudad.


"Después de varios días se montó una escenificación que los representantes de Ucrania y sus patrocinadores occidentales muestran por todos los canales y las redes sociales", señaló.


Lavrov considera que "dichas provocaciones son una amenaza para la paz y seguridad", por lo que Moscú convocó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.


Comunidad internacional

Mientras el Reino Unido, que preside el Consejo, rechazó la solicitud rusa, Ucrania también pidió a la ONU que aborde la matanza de civiles y exigió la renuncia inmediata del embajador ruso.


Al respecto, el secretario general, António Guterres, reclamó una "investigación independiente" que desemboque en una "rendición de cuentas efectiva".


El presidente de EEUU, Joe Biden, llamó el lunes a "obtener todos los detalles para que pueda haber un juicio por crímenes de guerra".


"Este tipo es brutal y lo que está ocurriendo en Bucha es indignante. Recordarán que me criticaron por llamar criminal de guerra a Putin. Lo cierto es que todos ustedes han visto lo que ha pasado en Bucha. Eso lo justifica, él es un criminal de guerra, pero tenemos que recopilar la información", subrayó.


En la misma línea, el presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró que es partidario de un nuevo paquete de sanciones contra Rusia tras lo ocurrido en Bucha, que calificó de "crimen de guerra".


"En particular con el carbón y el petróleo tenemos que actuar", afirmó Macron este lunes en una entrevista en la emisora de radio "France Inter".


Preguntado sobre si Putin tendrá que responder ante un tribunal de lo ocurrido en esa ciudad al norte de Kiev, explicó que "las escenas son insostenibles", que "hay indicios muy claros de crímenes de guerra" y que "no habrá paz sin justicia".


A su vez, el presidente ruso, Vladímir Putin, firmaba el lunes un decreto que restringe la concesión de visados a los países de la Unión Europa (UE), además de Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein, por sus "acciones inamistosas" contra Rusia.


Las medidas de represalia adoptadas por Moscú afectarán a delegaciones oficiales y periodistas, mientras los diplomáticos ya no podrán acceder a territorio ruso sin visado.


Aún cree en el diálogo

Al tiempo que denunciaba el "genocidio", Zelenski abogó por proseguir las negociaciones con Moscú y se mostró convencido de que "en Ucrania habrá paz".


"No puede haber paz sin victoria. La victoria en el plano diplomático debe ir en paralelo con los pasos dados por nuestro Ejército. Por eso, debe haber uno u otro diálogo", dijo.


Zelenski insiste en reunirse personalmente con Putin en Estambul con la mediación del líder turco, Recep Tayyip Erdogan.


Lavrov destacó que las negociaciones transcurren de manera intensiva, después de que Kiev mostrara una posición más realista sobre Crimea, el Donbás y su estatus no nuclear hace una semana en Estambul.


"La cumbre entre los presidentes de Rusia y Ucrania, y Putin lo ha dicho más de una vez, se celebrará tan pronto como haya resultados. Para reforzar ese resultado, una cumbre podría perfectamente convocarse", señaló Lavrov.


EuropaPress 4360621 mapa ataques militares ucrania abril 2022 estado 1200 horas alrededor 340 13141853


Zelenski visita la matanza de Bucha y Rusia replica que es un "montaje"

Te puede interesar