miércoles 28/10/20

La UE propone un permiso de cinco euros para los turistas libres de visado que quieran entrar en el espacio Schengen

La Comisión Europea propuso crear un sistema europeo de información y autorización de viajes (Etias, por sus siglas en inglés) para que los ciudadanos de terceros países a los que no se les exige visado para entrar a la UE tengan que tramitar un permiso de entrada on line de 5 euros.

La Comisión Europea propuso crear un sistema europeo de información y autorización de viajes (Etias, por sus siglas en inglés) para que los ciudadanos de terceros países a los que no se les exige visado para entrar a la UE tengan que tramitar un permiso de entrada on line de 5 euros.
Se trata de un nuevo instrumento para reforzar la seguridad de la frontera exterior, porque con él quedarán registradas las entradas de los extracomunitarios en el espacio sin fronteras Schengen y porque será capaz de cruzar la información con otras bases de datos, incluidas las de Europol, Eurodac e Interpol.

amenaza
Con ello, la Unión Europea podrá saber antes de que llegue el viajero si es una “potencial amenaza de seguridad” antes de llegar la frontera comunitaria o si plantea un “riesgo migratorio”, porque en visitas anteriores haya superado el período de 90 días al que está sujeta la entrada sin visado de extracomunitarios.
“Es bueno para la seguridad y bueno para una experiencia de viaje más ligera. Será barato, sencillo y tendrá una duración de cinco años”, resumió el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans. Bruselas asegura que el 95% de las solicitudes se podrán tramitar “en apenas unos minutos” y cuenta con que entre el 91% y el 98% de ellas recibirán el visto bueno casi de manera automática. El trámite tendrá un coste de 5 euros para cada usuario, aunque será gratuito para los menores de 18 años.
“Habrá entre un 1% y un 2 % de las solicitudes que serán remitidas a las autoridades nacionales”, explicó el comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos, para recibir el visto bueno de los Estados miembros y de Europol. El mecanismo, similar al que ya aplica Estados Unidos desde hace casi una década, ofrecerá una autorización de viaje en el espacio Schengen por un período de cinco años, plazo durante el cual los datos del solicitante estarán registrados.
El comisario Avramopoulos quiso subrayar que “solo se aplicará a terceros países” y no a los Estados miembros que no forman parte de Schengen pero sí de la UE, en alusión al Reino Unido e Irlanda. n

Comentarios