La resistencia ucraniana se encomienda a "santa Javelin" de la mano de Estados Unidos

Un ucraniano aprende a utilizar este armamento en Kiev/EFE/EPA/ROMAN PILIPEY

Ligero y fácil de manejar, el misil antiblindado Javelin se ha convertido en el arma de la resistencia ucraniana frente a la invasión rusa de la mano de EE.UU., e incluso se le ha dedicado "una santa", con un meme de María Magdalena con uno de estos proyectiles, que se ha vuelto viral en las redes.





Desde 2014, tras la ocupación rusa de la península ucraniana de Crimea, Washington ha suministrado 1.600 "sistemas antiblindados Javelin" a Ucrania, a los que se suman otros 2.000 anunciados a mediados de este mes, junto con 7.000 proyectiles antitanque de otros tipos, de acuerdo a datos de la Casa Blanca y el Pentágono.


Y parece que están funcionando junto al resto de armas entregadas a Ucrania, dado que, según EE.UU. y sus aliados, el avance de Rusia, que sobre todo está utilizando carros blindados, se ha estancado desde el inicio de la invasión el 24 de febrero gracias a la resistencia ucraniana y otros factores.


"Simplemente, Javelin es el mejor sistema de misiles de EE.UU. y probablemente del mundo", resumió en declaraciones a Efe el coronel retirado Liam Collins, director ejecutivo del laboratorio de ideas Madison Policy Forum.


Javelin ante tanques rusos

Collins recordó que en 2014 los tanques T-90 rusos que cruzaron la frontera en apoyo de los separatistas de la región ucraniana del Donbás eran "impenetrables" frente a las defensas antiblindados de las que disponían los ucranianos.


"Es por eso que tuvimos que suministrarles (a los ucranianos) los Javelin, capaces de eliminar el tanque ruso más moderno, con la armadura más grande y que es reactiva, para dejarlos fuera de juego", explicó.


Javelin, que significa jabalina, es un misil del tipo "dispara y olvida", como se conoce en el argot militar, lo que significa que una vez que es lanzado, no necesita de ninguna guía adicional -como la iluminación del objetivo o un cable- para golpear su blanco, ni que su lanzadera sea fija.


En consecuencia, la persona que dispara el misil, que puede ser portado en el hombro, no se tiene que exponer, como ocurría con los proyectiles antitanques antiguos, que "debían permanecer bloqueados todo el tiempo con un cable pesado utilizado para guiar el misil", indicó el coronel Collins.


Antes, si el cable se cortaba por cualquier circunstancia, el misil podía adoptar una trayectoria errónea, aparte de quedar expuesto el autor del disparo.


A ese respecto, el exsubsecretario adjunto de Defensa para Oriente Medio Michael Patrick Mulroy (2017-2019) dijo a Efe que los Javelin permiten a la persona que dispara "esconderse en una zanja, comenzar a correr o hacer lo que necesite para no morir, mientras el misil es rastreando con las imágenes infrarrojas".


Donde más duele

Además, es ligero e impacta en el blanco desde arriba, no de manera lateral como otros misiles, con lo que golpea los carros blindados directamente en su punto débil y puede hacerlo desde hasta 4 kilómetros de distancia.


Mulroy, que es también fundador del Instituto Lobo, marine retirado y exagente de operaciones paramilitares de la CIA, apuntó otra cualidad: Cuesta unos 200.000 dólares frente a los cerca de 20 millones de dólares que puede valer un tanque de última generación.


Ambos militares retirados destacaron que a todas estas ventajas se suma que es bastante sencillo aprender a manejarlo, "probablemente se tomen unos cinco o diez minutos" en aprender a manipularlo, calculó Collins, quien lo comparó con otro proyectil antiblindado, los AT-4, que son más complicados de utilizar.


Pese a llevar en servicio desde 1996, los Javelin han sido usados de forma limitada en los conflictos en los que EE.UU. ha estado involucrado, como el de Afganistán. Sin embargo, están resultando muy útiles para la resistencia ucraniana, debido a las características de esta guerra.


Mulroy señaló que EE.UU. lo ha empleado en Afganistán, Siria e Irak, aunque realmente esta clase de arma no era tan necesaria frente a adversarios como los talibanes o el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que fundamentalmente utilizan vehículos "pick up".


"Pero creo -agregó- que realmente han demostrado su valor en esto (la guerra de Ucrania), porque los rusos han traído esencialmente regimientos blindados".


Encomendados a "Santa Javelin"

Los Javelin, desarrollados y producidos por las firmas de EE.UU. Lockheed Martin y Raytheon, han alcanzado tal notoriedad que un meme creado por el especialista en Márketing ucraniano-polaco-canadiense Christian Borys de "santa Javelin", una María Magdalena portando este misil, se ha hecho viral en las últimas semanas.


Borys incluso ha creado una página web en la que vende pegatinas y otros productos con la imagen de "santa Javelin" y otros motivos para recaudar fondos para dar ayuda humanitaria a los ucranianos.

Un homenaje a un misil, que se ha revelado efectivo para los ucranianos, porque, como Collins subrayó, apenas presenta defectos.


"Es por eso que es un arma tan fabulosa, tiene probabilidades extremadamente altas de tener éxito porque es un arma de ataque superior que golpea el punto más débil", remarcó.

La resistencia ucraniana se encomienda a "santa Javelin" de la mano de Estados Unidos

Te puede interesar