lunes 18/1/21

Rajoy impulsa las expectativas de De Guindos tras la designación de Juncker

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, impulsó ayer, tras la designación de Jean Claude Juncker como candidato a presidir la Comisión Europea, la posibilidad de que su ministro de Economía, Luis de Guindos, opte a presidir el Eurogrupo.

Jean-Claude Juncker llega a la cumbre del grupo popular	efe
Jean-Claude Juncker llega a la cumbre del grupo popular efe

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, impulsó ayer, tras la designación de Jean Claude Juncker como candidato a presidir la Comisión Europea, la posibilidad de que su ministro de Economía, Luis de Guindos, opte a presidir el Eurogrupo.
“Me gustaría que tuviera responsabilidades importantes”, confesó Rajoy en la conferencia de prensa que ofreció tras la reunión del Consejo Europeo que designó a Juncker y en la que ha asegurado que los líderes de la UE tienen una buena opinión de De Guindos.
Aunque recalcó en numerosas ocasiones que aún es prematuro hablar de la candidatura de su ministro, que se viene barajando desde hace meses, la de hoy fue la primera vez que dejó abierta  la puerta a que esa posibilidad se convierta en realidad.

una labor brillante
Y a ello añadió una serie de elogios a su labor, calificándola de “brillantísima” y destacando que tuvo que “lidiar” con asuntos muy difíciles derivados de la delicada situación económica en que se encontraba España.
“Pero no es cuestión de entrar ahora en temas que hoy mismo no están planteados. Cuando lo estén, ya hablaremos del asunto”, emplazó Rajoy a los periodistas.
Una respuesta similar dio ante las expectativas para su exministro y cabeza de lista del PP al Parlamento Europeo, Miguel Arias Cañete, en la futura Comisión Europea.
También le elogió, pero consideró no conveniente hablar de la posibilidad de que pueda ser vicepresidente de la Comisión o dirigir una cartera concreta porque primero hay que esperar a conocer los planes de Juncker.

buena noticia
Rajoy también mostró su satisfacción por la designación del exprimer ministro de Luxemburgo, un hecho que consideró “una buena noticia” para todos los europeos y, en especial, para los que le avalaron con sus votos en las pasadas elecciones a la Eurocámara.
Para el presidente del Gobierno, Juncker, al que recordó que apoyó desde el primer momento, es un “europeísta convencido” y “un gran amigo de España”.
El presidente se mostró convencido de que la oposición de David Cameron a la designación de Juncker no tendrá consecuencias negativas ni para el primer ministro británico ni para el Reino Unido, y recordó que en el proceso de construcción de la UE hubo muchos avatares y posiciones distintas y, sin embargo, se siguió adelante.
La ratificación de Juncker el 16 de julio por el Parlamento Europeo permitirá ir despejando dudas para el relevo en otros cargos institucionales, como la presidencia del Consejo o la del Eurogrupo.

aspiraciones
Si Rajoy se expresó satisfecho por la designación de Juncker, también lo hizo a la hora de evaluar las prioridades que el Consejo fijó para los próximos cinco años y que asegurado que recogen las aspiraciones de España.
Entre ellas, el crecimiento y la creación de empleo, la garantía de los sistemas de protección social, el impulso de las interconexiones energéticas, una política de inmigración y asilo eficiente y un reforzamiento de los vínculos con los países vecinos.
Rajoy destacó asimismo la trascendencia de los acuerdos que la UE suscribió ayer con Ucrania, Georgia y Moldavia y ha aprovechado esa circunstancia para reiterar la posición española ante la situación que vive el primero de esos países.
Una situación que pasa por la defensa de la integridad territorial y la soberanía ucraniana y la apuesta por el diálogo entre las partes en conflicto.
Para Rajoy, todos los acuerdos del Consejo de Bruselas fijan el rumbo para sus instituciones y cada uno de sus Estados miembros, y si España aseguró que participó activamente para ello, ahora garantizó que “seguirá de cerca el cumplimiento de esa hoja de ruta”.

Comentarios