El presidente Zelenski descarta reconocer la independencia de la región del Donbás

Un edificio de Kiev, en llamas tras ser atacado por un misil ruso | EFE

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, afirmó ayer que está “preparado” para negociar con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para poner fin a la guerra, pero descartó reconocer la independencia del Donbás y la soberanía rusa sobre Crimea.


En una entrevista con la CNN, el mandatario afirmó tajante que no asumirá “ningún compromiso que afecte a la integridad territorial y a la soberanía” de Ucrania.


El Kremlin puso como condición para acabar con su invasión que Kiev renuncie a entrar en la OTAN, reconozca la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en el Donbás, y el control ruso de la región de Crimea, anexionada por Moscú ya en el año 2014.


“Tenemos que utilizar cualquier oportunidad para negociar y hablar con Putin. Si estos intentos fracasan, eso supondrá la tercera guerra mundial”, expresó Zelenski sobre las negociaciones que ambos países han mantenido en Bielorrusia.


Pero el mandatario afirmó que “como presidente y ciudadano” no puede reconocer la independencia de territorios ucranianos.


Aseguró que el pueblo ucraniano lo dejó claro, puesto que “no han recibido a los soldados rusos con un ramo de flores, sino con valentía y armas en las manos”.


Sobre la eventual entrada a la OTAN, Zelenski aseguró que la misma Alianza descartó admitir a Ucrania, por lo que consideró que Kiev debe buscar en el actual contexto “otras alternativas de seguridad” con sus aliados.


“Ucrania no puede decir que no entrará a la OTAN. Es la OTAN la que ha dicho que no admitirá a Ucrania”, expresó. Aunque Zelenski agradeció el apoyo militar y armamentístico que ha recibido de los miembros de la OTAN para afrontar la invasión, aseveró que la guerra no habría comenzado si Ucrania hubiese sido admitido como miembro de la Alianza.


El presidente ucraniano, de origen judío, rebeló que “una de las pocas veces” que se ha reído desde el inicio de la invasión fue cuando escuchó a Putin decir que el objetivo de la operación militar es “desnazificar” Ucrania.


La invasión, iniciada el 24 de febrero tras semanas de tensión en la frontera por la acumulación de tropas rusas, ha provocado la huida de tres millones de refugiados y la muerte de al menos 900 civiles, según la ONU.


Conversaciones avanzadas

Las conversaciones entre Rusia y Ucrania para buscar una salida al conflicto han avanzado hasta llegar “casi a un acuerdo” en cuatro de los seis asuntos planteados en la mesa de negociación, según afirmó el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu.


En una entrevista publicada ayer por el diario Hürriyet, el jefe de la diplomacia turca resumió las conclusiones que ha sacado de sus viajes a Moscú y Leópolis la semana pasada, donde se entrevistó con sus homólogos de Rusia y Ucrania, Serguei Lavrov y Dimitro Kuleba, respectivamente.


“Hay una convergencia en las posiciones de ambas partes en cuestiones importantes y críticas. En particular, vemos que casi están de acuerdo en los cuatro primeros puntos. Algunas cuestiones deben decidirse a nivel de líderes”, declaró Çavusoglu.


El ministro aseguró que ya se ha recorrido un largo camino en las conversaciones entre las delegaciones de ambas partes, pero que la paz requerirá un encuentro al más alto nivel, es decir, entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski.


No obstante, admitió que previamente se necesita un alto el fuego, algo que Ankara estima posible. “Si las partes no se apartan de sus posiciones actuales, podemos decir que tenemos la esperanza de un alto el fuego. Hay canales abiertos entre los líderes. Esto ya se sabe”, dijo.


“Si hay paz, si hay un acuerdo, definitivamente (Putin y Zelenski) se reunirán. No descartan esta posibilidad. No tienen una actitud negativa respecto a reunirse”, añadió en sus declaraciones. Çavusoglu no precisó en qué asuntos habrían avanzado los delegados de Moscú y Kiev en las negociaciones que mantienen.


Desde el comienzo de la crisis, Turquía, un importante socio de la OTAN que intenta mantenerse neutral ante la invasión rusa en Ucrania, intenta mediar entre los dos países, ya que con ambos mantiene lazos diplomáticos, políticos y económicos.


Tras acoger una reunión de Lavrov y Kuleba en Antalya el pasado 10 de marzo, Ankara se ha ofrecido para organizar también un encuentro entre Putin y Zelinski, que podría servir para avanzar en la búsqueda de una solución al actual conflicto. 

El presidente Zelenski descarta reconocer la independencia de la región del Donbás

Te puede interesar