La OTAN desplegará nuevos grupos de combate en el este de Europa

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg | STEPHANIE LECOCQ

La OTAN acordó ayer desplegar nuevos grupos de combate multinacionales en el este de Europa, con la idea de reforzar la presencia de la Alianza Atlántica en el flanco oriental en plena escalada de las tensiones con Rusia.


Así lo confirmó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, tras la reunión de ministros de Defensa aliados en Bruselas, en la que dieron el visto bueno a estudiar este despliegue en el mar Negro y Rumanía, bajo liderazgo de Francia.


Este plan ahora pasará a los mandos militares de la OTAN que decidirán el “alcance y potencial” del despliegue, basándose en el concepto que ya maneja la Alianza Atlántica en los batallones de combate en Polonia y los países bálticos, unas fuerzas en las que participa España y que se diseñaron en 2014 en respuesta a la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia.


Stoltenberg confirmó hay convergencia entre los aliados después de que Rumanía haya expresado que está lista para acoger los batallones, Francia su disposición a liderarlos y otros aliados su voluntad a participar.


Como telón de fondo se encuentra la crisis en Ucrania provocada por la concentración inusitada de tropas rusas a las puertas del país, lo que generó tensión por una posible invasión.


Precisamente, Rusia chocó ayer con la abierta desconfianza de Occidente ante sus anuncios de retorno a sus cuarteles permanentes de unidades implicadas en los ejercicios en las circunscripciones Sur y Oeste, fronterizas con Ucrania, interpretados por Kiev y sus aliados como preparativos de una invasión.


Nada más anunciar el Ministerio de Defensa de Rusia el retorno sus lugares de emplazamiento habitual de los efectivos que participaron en ejercicios militares en la península de Crimea, Stoltenberg, manifestó que no ve ninguna desescalada.


“Hemos oído señales de Moscú sobre su disposición a continuar los esfuerzos diplomáticos, pero por ahora no hemos visto ninguna desescalada sobre el terreno; al contrario, parece que Rusia continúa con el refuerzo militar”, afirmó el secretario de la OTAN.


En la misma línea, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, aseguró también que no hay “una retirada significativa” de fuerzas militares rusas en la frontera con Ucrania. Junto él, también España, Reino Unido y Ucrania negaron la desescalada. 

La OTAN desplegará nuevos grupos de combate en el este de Europa

Te puede interesar