Macron busca signos de desescalada en la víspera de la reunión con Putin

EL presidente de Francia, Emmanuel Macron, en rueda de prensa | YOAN VALAT

En la víspera de reunirse personalmente hoy en el Kremlin con el presidente ruso, Vladímir Putin, el jefe de Estado galo, Emmanuel Macron, buscará de su interlocutor “al menos un signo de desescalada” que evite un conflicto bélico en Ucrania.


Así lo relevó ayer el Journal de Dimanche (JDD), que se sirve de fuentes diplomáticas y de declaraciones del propio Macron.


El presidente francés inició este fin de semana una frenética agenda diplomática, que le llevó a entrevistarse por teléfono con el primer ministro británico, Boris Johnson; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; y con Krisjanis Karins, el primer ministro de Letonia, antigua república soviética fronteriza con Rusia.


“Mientras los europeos deleguemos el diálogo no podremos resolver ningún conflicto, porque si dejamos a los otros hablar por nosotros, no podremos contribuir a nuestra seguridad colectiva”, señaló el mandatario francés.


Macron, quien ejercerá también como una suerte de representante europeo, pues su país preside la UE este semestre, se encontrará personalmente con Putin en suelo ruso casi cuatro años después de la última vez, en mayo de 2018, en las proximidades de San Petersburgo.


Según fuentes del Elíseo, la reunión se prevé que comience en torno al mediodía hora local. Contará apenas con ambos mandatarios, quienes estarán acompañados por respectivos traductores y quizá asistentes que tomen apenas notas. No habrá ni ministros ni asesores presentes.


Por su parte, Estados Unidos considera que Rusia podría invadir Ucrania “cualquier día”, pero aún trabaja con Moscú por mantener la vía diplomática para rebajar las tensiones, según señaló ayer Jake Sullivan, asesor principal de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.


En esta línea, una potencial invasión a gran escala de Ucrania por parte de tropas rusas provocaría más de 50.000 víctimas y cerca de cinco millones de refugiados que escaparían a otros países, según la última evaluación del Pentágono y la inteligencia estadounidense.


De acuerdo a este escenario, citado por el diario “The Washington Post” ayer, la invasión rusa lograría tomar la capital ucraniana, Kiev, en dos días.


Asimismo, generaría una crisis humanitaria con cinco millones de refugiados en países vecinos, la mayoría en Polonia. 

Macron busca signos de desescalada en la víspera de la reunión con Putin

Te puede interesar