domingo 20.10.2019

España y Francia colaboraron con la agencia estadounidense de espionaje

El espionaje a millones de ciudadanos en Francia y España fue realizado por los servicios de inteligencia de esos países, que compartieron después la información recabada con la Agencia

Una activista muestra una cartel en la comparecencia del director nacional de Inteligencia de EEUU	efe
Una activista muestra una cartel en la comparecencia del director nacional de Inteligencia de EEUU efe

El espionaje a millones de ciudadanos en Francia y España fue realizado por los servicios de inteligencia de esos países, que compartieron después la información recabada con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense, según publicó ayer “The Wall Street Journal”.
El diario, que cita a funcionarios estadounidenses, afirma que los registros telefónicos recolectados en Europa fueron después compartidos con la NSA como parte de los esfuerzos para proteger a EEUU y a sus aliados.
El espionaje masivo realizado por EEUU a sus ciudadanos y a gobiernos extranjeros está causando de nuevo polémica, sobre todo a raíz de las revelaciones sobre la vigilancia a 35 líderes mundiales y a millones de ciudadanos en otros países conocidas a través de los documentos filtrados por el exanalista de la NSA y extécnico de la CIA Edward Snowden.
Según el diario francés “Le Monde”, en un período de 30 días, entre diciembre de 2012 y comienzos de 2013, se interceptaron 70,3 millones de comunicaciones emitidas desde Francia.
Mientras, el diario español “El Mundo” publicó el lunes que la NSA espió más de 60 millones de llamadas telefónicas en España entre diciembre de 2012 y enero de 2013.
Ese espionaje tanto en Francia como en España, de acuerdo con lo publicado ayer por “The Wall Street Journal”, se habría llevado a cabo en estrecha colaboración con los servicios de inteligencia de ambos países.
Los funcionarios estadounidenses citados por el diario explicaron que los documentos filtrados por Snowden se malinterpretaron y en realidad mostraban registros telefónicos recogidos por los servicios de inteligencia franceses y españoles.
La Casa Blanca evalúa ahora un cambio sustancial en su política de espionaje después de que las filtraciones de Snowden hayan puesto en entredicho la relación de EEUU con países aliados como Alemania, Francia y España. Asimismo, hay versiones contradictorias sobre si el presidente de EEUU, Barack Obama, conocía o no el espionaje a líderes mundiales, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, y la Casa Blanca ha rechazado hacer aclaraciones al respecto. Mientras, el director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, aseguró ayer que este organismo “trabaja siempre dentro de la ley” y con una eficacia “notable”, y se mostró dispuesto a ir a la comisión de secretos oficiales del Congreso si se le llama para hablar del supuesto espionaje de EEUU.
La ley en España, añadió Sanz Roldán, es “absolutamente explícita” y dice que el CNI “no puede hablar ni de sus métodos, ni de sus procedimientos”.

Comentarios