Una escaladora ucraniana ascenderá el Everest para pedir fin de la invasión rusa

La escaladora Antonine Samoilova/EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA

La escaladora ucraniana Antonina Samoilova intentará en Nepal el ascenso al Everest, la montaña más alta del planeta, para hacer un llamado a la paz y al final de la invasión rusa de su país, una escalada en la que le acompañará una bandera de Ucrania con la que planea coronar la cumbre.


"La razón principal por la que voy allí y llevo la bandera de Ucrania es para hacer un llamado (...) para ayudarnos", dijo este miércoles a Efe Antonina Samoilova, de 33 años.


Además de pedir la paz en Ucrania, el ascenso del Everest forma parte del desafío de la escaladora ucraniana de alcanzar la cumbre de los picos más elevados de cada continente.


Un reto que le ha llevado a hollar las cimas de varias montañas legendarias de la disciplina, como el Monte Vinson (Antártida), el Elbrus (Europa) o recientemente el Kilimanjaro (África).


Sin embargo, este será el primer ascenso que intentará desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania el pasado 24 de febrero.


Para llamar al fin del conflicto, Samoilova portará consigo una bandera ucraniana, que coronará la cumbre del Everest una vez llegue a la cima.


Ante este deseo, el funcionario del Departamento de Turismo de Nepal, Bhishma Raj Bhattarai, explicó a Efe que los escaladores de cualquier nacionalidad pueden llevar la bandera de sus respectivos países a la cima, aunque "deben obtener un permiso si planean llevar banderas de mayor tamaño o (con) un significado político".


El mes pasado, la embajada de Ucrania en la India solicitó a Nepal que no emitiera permisos de escalada a las expediciones conformadas por escaladores rusos hasta el final de la invasión rusa de Ucrania.


"Numerosas federaciones deportivas internacionales han prohibido a los atletas rusos", se lee en la carta de la embajada ucraniana, que solicitaba "amablemente a la estimada parte nepalí que prohíba la participación de expediciones rusas" hasta el final del conflicto.


No obstante, el presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal, Santa Bir Lama, informó a Efe que no habían recibido "ninguna carta o notificación del Gobierno" nepalí, por lo que no tomaron ninguna medida al respecto.


"No tenemos nada que decir en tal decisión. Simplemente seguimos las instrucciones del Gobierno", sostuvo.


Hasta este miércoles, las autoridades nepalíes han emitido permisos de escalada para 689 personas, incluidas 250 en el Everest.


De ellos, 25 tenían como destinatarios a escaladores rusos, indicó Bhattarai. Escalar el Everest cuesta entre 35.000 y 90.000 dólares por persona, dependiendo de los guías, el oxígeno y otros suministros. Esta cantidad incluye el costo del permiso de escalada de 11.000 dólares que cobra el Gobierno de Nepal. 

Una escaladora ucraniana ascenderá el Everest para pedir fin de la invasión rusa

Te puede interesar