sábado 31/10/20

El asilo a Assange une a Latinoamérica, pero amenaza las relaciones con EEUU

El asilo concedido por Ecuador al fundador de Wikileaks, Julian Assange, podría generar represalias de Washington tras la reciente normalización de relaciones bilaterales y ha vuelto a unir a Latinoamérica frente a EEUU y Europa, dijeron ayer varios analistas.

un policía, junto a un cartel con la fotografía de assange, ante la embajada de ecuador en londres                    efe
un policía, junto a un cartel con la fotografía de assange, ante la embajada de ecuador en londres efe

El asilo concedido por Ecuador al fundador de Wikileaks, Julian Assange, podría generar represalias de Washington tras la reciente normalización de relaciones bilaterales y ha vuelto a unir a Latinoamérica frente a EEUU y Europa, dijeron ayer varios analistas.

“Sin duda” habrá “represalias”, porque el Gobierno estadounidense “quiere castigar a Assange por haberlo avergonzado” con la divulgación de miles de documentos secretos y “Ecuador se ha interpuesto en su camino”, aseguró Mark Weisbrot, codirector del Centro para la Investigación Económica y Política.

La UE no se meterá en la disputa
entre Ecuador y
el Reino Unido

Según Weisbrot, los medios de comunicación “se han puesto del lado del Gobierno de Estados Unidos y han estado muy en contra de Wikileaks y de Assange”.

Por ello, vaticinó que el Congreso estadounidense, donde sobre todo los republicanos han cuestionado últimamente la situación de la libertad de prensa en Ecuador y los lazos de Quito con Irán, se sumará a eventuales represalias contra el país suramericano.

Con independencia de cómo afecte el asilo del australiano a la relación entre EEUU y Ecuador, el caso ha vuelto a unir a Latinoamérica en contra de Washington y de Europa, según Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo Interamericano.

Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunirán mañana en Guayaquil para analizar el caso y la Organización de Estados Americanos (OEA) tenía previsto decidir ayer si convoca un encuentro de sus ministros de Exteriores para la próxima semana en Washington con el mismo propósito, aunque al cierre de esta edición la reunión acababa de comenzar.

Por su parte, la Unión Europea no va a inmiscuirse en la disputa entre el Reino Unido y Ecuador en el caso de Assange, y confía en que el asunto pueda resolverse a través del diálogo, según dijo ayer una fuente de la diplomacia de la UE.

Mientras, representantes políticos, legales y grupos de defensa de las libertades instaron ayer al Gobierno de Australia a intervenir en la disputa entre Londres y Quito para asistir a Assange.

Por otro lado, Assange lleva 59 días refugiado en una pequeña habitación “mal ventilada” de la embajada de Ecuador en Londres, donde hay una lámpara solar y una cinta de correr, indicó ayer el diario británico “The Times”. n

Comentarios