miércoles 2/12/20

Las amenazas del Gobierno de Hong Kong calan entre los manifestantes

Las amenazas del Gobierno local de que limpiarán las calles de Hong Kong hoy utilizando “todas las medidas necesarias” calaron en parte de los manifestantes y redujeron la ocupación en algunas de las zonas donde se asienta el movimiento.

Varios activistas ocupan una carretera en el centro de Hong-Kong	efe
Varios activistas ocupan una carretera en el centro de Hong-Kong efe

Las amenazas del Gobierno local de que limpiarán las calles de Hong Kong hoy utilizando “todas las medidas necesarias” calaron en parte de los manifestantes y redujeron la ocupación en algunas de las zonas donde se asienta el movimiento.
“Occupy Central”, una de las tres organizaciones a la cabeza de las protestas prodemocráticas, anunció que abandona los asentamientos en el barrio de Mong Kok, el más denso de población y donde se vivieron los peores enfrentamientos estos dos últimos días, a las puertas de la sede del jefe del Ejecutivo.
El grupo lo anunció en internet poco después de que el Gobierno se mostrara dispuesto a abrir el diálogo sobre la reforma democrática de la isla si los manifestantes desbloqueaban algunas vías y carreteras y permitían que trabajadores volvieran a la normalidad y que las escuelas pudieran abrir.
A pesar de la decisión de “Occupy Central”, cuyos seguidores ya comenzaron a concentrar sus esfuerzos en Admiralty, epicentro de las protestas, muchos manifestantes se negaron a seguir sus instrucciones, lo que evidenció las divisiones en el grupo que integra este movimiento.
“No tenemos líderes, es un movimiento de la gente”, opinó en declaraciones Harry, un profesor de 26 años que pensaba seguir con la lucha donde fuera.
El Gobierno de Hong Kong y las asociaciones de estudiantes que protagonizan las mayores protestas prodemocráticas llevadas a cabo en la isla mantienen un pulso en el octavo día de movilizaciones y después de que el Gobierno anunciase que hoy restablecería el orden en la ciudad.
Así, un jefe de la Policía advertía de que el cuerpo “no tolerará ni escatimará ningún acto violento y que de producirse será erradicado a través de acciones sólidas y firmes”.

Comentarios