La Xunta exige al Gobierno “celeridad” en las pesquisas del derrumbe del viaducto de la A-6

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, solicitó durante su reunión de ayer en Lugo con la Ministra de Transportes, Raquel Sánchez, “celeridad” en la investigación del último derrumbe del viaducto de O Castro de la A-6, “sobre todo en las tareas de reconstrucción y en las alternativas mientras no se pueda circular por esa vía”.


Así lo explicó Rueda ayer en A Coruña, donde participó en la decimocuarta edición del Encuentro Médico, organizada por el colegio de médicos de la provincia de A Coruña –celebrada en el Paraninfo del Rectorado–.


Demoler lo que queda

El titular de la Xunta recordó que por el momento “no se puede acceder a la zona, por tanto es difícil saber las causas aún”. Este viernes, tras visitar la zona, la propia ministra informaba de que la investigación sobre las causas del colapso estarán en suspenso hasta que pueda accederse a la zona, ya que la inestabilidad de la infraestructura impide por razones de seguridad actuar sobre el terreno ante el riesgo de se produzca un tercer derrumbe.


A este respecto, y teniendo en cuenta que el viaducto sufrió el derrumbe de dos de sus vanos en menos de diez días, Rueda confirmó que en la reunión también se abordó la posibilidad de “derribar” la parte que queda en pie. “Si realmente se va a caer, lo más rápido sería tirarlo”, comentó.


Por el momento, insistió, el Gobierno pidió que se espere unos días más” para evaluar la situación. En cuanto a los plazos de reconstrucción, Rueda cree que “todo parece indicar que serán meses”. “Queremos que nos lo concreten para empezar a trabajar cuanto antes en las alternativas porque hay muchos transportes, sobre todo especiales, que se están viendo afectados”, dijo.


La culpa no es prioritaria

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, abogó por la “rigurosidad” para determinar los motivos que causaron la caída del viaducto y replicó al BNG que “no todo vale en política”.


“Cuando hablamos de un siniestro no se puede estar como primera prioridad política buscando culpables”, sostuvo Formoso en declaraciones a los medios ayer en Santiago y después de que el BNG acusase a PP y PSOE de “silenciar” las responsabilidades en este suceso.


“Basta ya de ir a hacerse fotos, basta ya de hacer política con esto”, reclamó el líder del PSdeG, que dejó claro que un accidente de estas características “le puede pasar a cualquiera”. De hecho, recordó que hace unos días “se vivía en Santiago un drama con dieciséis heridos en una instalación de la Xunta”. “Y nunca escucharon una palabra de este secretario xeral criticando o haciendo política” con este asunto, sostuvo.


Formoso señaló que, tanto el suceso de Santiago como el viaducto, fueron accidentes y recomendó a “aquellos que decían hace poco que las autovías eran navajazos en la tierra y que ahora van a hacerse fotos a ella” que prueben a hacer “política de altura”, que intenten hacer política “responsable” y que hagan caso de la ciudadanía que lo que demanda son respuesta.



Mientras, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, volvió a criticar ayer que la ministra de Transportes Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, tardasen diez días en acudir al lugar donde se produjo el derrumbe del viaducto y censuró que “no aclararon nada”. “No aclaró qué hipótesis se están barajando, cuál es la responsabilidad de las empresas constructoras, ni tampoco plazos para la reapertura. Nada de nada”, reafirmó. 


La Xunta exige al Gobierno “celeridad” en las pesquisas del derrumbe del viaducto de la A-6

Te puede interesar