viernes 4/12/20

La votación sobre la aplicación del 155 en Cataluña divide a En Marea

Cuatro diputados del Grupo de En Marea, tres de ellos de militancia nacionalista, evitaron ayer votar con el resto del grupo una iniciativa promovida por el BNG sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

El portavoz de En Marea interviene durante la sesión | xoán rey (efe)
El portavoz de En Marea interviene durante la sesión | xoán rey (efe)

Cuatro diputados del Grupo de En Marea, tres de ellos de militancia nacionalista, evitaron ayer votar con el resto del grupo una iniciativa promovida por el BNG sobre la aplicación del artículo 155 en Cataluña. La propuesta, en todo caso, decayó, puesto que tanto el PPdeG como el PSdeG expresaron su no durante la votación.
Concretamente, no estuvieron presentes en la votación el viceportavoz de En Marea, Antón Sánchez, ni Davide Rodríguez, ambos militantes de Anova; Paula Vázquez Verao, de Cerna; y Ánxeles Cuña, independiente. El resto de los diputados que sí acudieron a la votación se abstuvieron.
La iniciativa de los nacionalistas, que únicamente contó con los votos a favor de los propios diputados del Bloque –que no aceptó la enmienda planteada por En Marea ni la votación por puntos de la iniciativa (lo que facilitaría una postura unánime de los diputados del partido rupturista)– condenaba “la criminalización y judicialización, así como el recorte de derechos y libertades” por parte del Ejecutivo central ante “un conflicto político”.
En ella, también se instaba al Gobierno central a asumir “el derecho a la autodeterminación como un elemento positivo y democrático y reconocer el carácter nacional de Galicia, Euskadi y Cataluña, junto con los derechos que le son consustanciales como naciones”.

Abstención
La decisión de abstenerse se adoptó en el seno del grupo parlamentario, según las distintas fuentes consultadas por Europa Press. Así había ocurrido también en otra ocasión, cuando a principios de octubre otros cuatro diputados (tres del sector oficial de Podemos y una de Esquerda Unida) se desmarcaron de la decisión de apoyar una iniciativa del BNG en la que se pedía “respetar el derecho de autodeterminación de los pueblos y la voluntad expresada por el pueblo catalán en el referendo”.
En aquella ocasión, en un pleno posterior al 1 de octubre, la votación en el seno del grupo contó con una mayoría de votos a favor de apoyar la iniciativa del BNG e incluso diputados que no estaban de acuerdo con ello, decidieron respetar la disciplina de voto del grupo, como así se plasmó. No obstante, cuatro parlamentarios se desmarcaron (Carmen Santos, Juan Merlo, Magdalena Barahona –los tres Podemos–, y Eva Solla –la única de Esquerda Unida–).
En esta ocasión, el grupo decidió, por un voto de diferencia –según las fuentes consultadas por Europa Press–, abstenerse ante la iniciativa del BNG, pero cuatro diputados (faltaba uno de ellos en la votación del grupo de este martes para decidir la postura de En Marea en el pleno) optaron por no estar presentes en el pleno en el momento de apretar el botón.
Sí lo hicieron, no obstante, tres diputados, que eligieron respetar la disciplina de votación ayer en el hemiciclo, pese a posicionarse a favor de apoyar la iniciativa del BNG en la reunión del grupo del martes. Uno de ellos fue precisamente el portavoz parlamentario, Luís Villares, según fuentes consultadas por Europa Press, que lo hizo por su responsabilidad parlamentaria.

“Derecho a decidir”
El partido político En Marea tiene plasmado en uno de sus documentos políticos aprobados en su plenario celebrado en diciembre de 2016 el apoyo al “derecho a decidir, a decidirlo todo, como un derecho fundamental”. Con todo, hay que matizar que estas expresiones siempre se plasmaron cuando todavía se hablaba de la petición de un referendo pactado en Cataluña.
En ese mismo documento político, En Marea se “comprometía a ahondar en todos aquellos mecanismos democráticos para la puesta en marcha de procesos constituyentes, desde los diferentes niveles institucionales y políticos del Estado”.

Comentarios