lunes 09.12.2019

La UCO trabaja en otras líneas más técnicas sobre la extraña desaparición de Diana Quer

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil de Madrid trabaja sobre líneas de investigación de un carácter más técnico-científico en relación a la desaparición de Diana Quer.

Los rastreos realizados por la comarca no obtuvieron resultados CHECHU RÍO
Los rastreos realizados por la comarca no obtuvieron resultados CHECHU RÍO

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil de Madrid trabaja sobre líneas de investigación de un carácter más técnico-científico en relación a la desaparición de Diana Quer. Pese al extremo hermetismo con el que sus efectivos están llevando este complejo caso y a que no ha trascendido nada concreto respecto a las mismas, si se sabe que se están siguiendo esas vías con un carácter prioritario. Del mismo modo, se apunta que tienen gran importancia en la instrucción del procedimiento, para el que se mantiene el secreto de sumario hasta el 20 de noviembre, a la espera de la decisión que pueda adoptar el nuevo titular del Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Riveira, Pedro Isaac Alonso Peláez, que se prevé que se incorpore este lunes.
El hecho de que se consideren líneas fundamentales en las averiguaciones de la Guardia Civil ha provocado que no se haya filtrado ningún dato a diferencia de otras en las que también se está trabajando, pero que parece que ya no están en su punto de mira principal, pese a que puedan estar siendo el foco de atención de algunos medios de comunicación por su habitual presencia en algún punto concreto, como es el caso del muelle de Taragoña y su entorno. De hecho, aunque no se da por descartada, hay quien apunta que esta última es una vía agotada, pues los investigadores ya no pisan por esa zona. Precisaron que su presencia en ese lugar se mantuvo cuando estaban todas las líneas abiertas, pero por ahora dejó de ser punto de interés, después de que se estuviera perpetuando en el tiempo sin más avances significativos que el hallazgo del teléfono móvil de la joven madrileña bajo el viaducto de la Autovía do Barbanza en la superficie más próxima al litoral de Cespón.
Desde la UCO tratan desde un principio que no se contamine ninguna línea de investigación que pueda dar sus frutos gracias al análisis técnico-científico, y no a través de testificales con intervención en el procedimiento, así como aportaciones familiares o visionados de imágenes, en los que se corre el riesgo de filtraciones que puedan entorpecer o contaminar el trabajo que se está desarrollando para dar con el paradero de Diana Quer y los responsables de su desaparición. Además, no interesa que el investigado sepa de la marcha de las investigaciones. El cruce de datos que se han ido obteniendo desde que se iniciaron las pesquisas puede ser determinante en el avance de las referidas líneas. E incluso se habla de la posibilidad de que a través de las triangulaciones de las antenas de telefonía móvil se lograse información de personas, en las que extrañó mucho su presencia en ese entorno pese a ser de fuera, y que se encontrasen en zonas coincidentes en tiempo y lugar con el iPhone 6 de Diana Quer. En este sentido, podrían ser objeto de seguimientos para cotejar su implicación o descartarlos.
En esa línea se estaría teniendo en cuenta también la frontera física claramente identificable que supone la Autopista del Noroeste (AP-9), que permitiría salir de O Barbanza y tomar dirección hacia A Coruña o Vigo. Del mismo modo, no se descarta que estas investigaciones puedan tener conexión con otras sobre las que ya se estuvo trabajando en su momento, siempre dentro de las opciones de una marcha voluntaria o una desaparición contra su voluntad, que son los ejes. En todo caso, lo que sigue siendo un misterio es el desenlace.

Comentarios