Lunes 25.03.2019

Todos los grupos celebran el traspaso de la AP-9 pero En Marea y el BNG exigen también su “rescate”

Los populares pedirán que la Xunta remita una propuesta al Gobierno para reducir “ya” los peajes de la autopista

Peaje a la entrada de A Coruña | pedro puig
Peaje a la entrada de A Coruña | pedro puig

Todos los grupos políticos con representación en el Parlamento gallego –el PPdeG, En Marea, el PSdeG y el BNG– celebraron la admisión a trámite aprobada el martes en el Congreso de la iniciativa legislativa que demanda la transferencia de la AP-9 a Galicia. No obstante, En Marea y el BNG mantienen, además, la exigencia de que la autopista sea “rescatada” para lo público.
Así se pronunciaron los distintos grupos con representación en el arco parlamentario gallego tras la aprobación en el Congreso de la toma en consideración de la propuesta legislativa que partió con unanimidad del Parlamento gallego. En la Cámara Baja contó con el aval de todas las fuerzas salvo Ciudadanos, que se abstuvo al considerar que esta medida era un “regalo electoralista”.
El portavoz de En Marea, Luís Villares, demandó que la Autopista del Atlántico sea “pública y libre de peaje”. De este modo, el partido instrumental propone que este “rescate” se financie con los fondos destinados a una obra “innecesaria” como en palabras de Villares, la A-57, una vía “paralela a la AP-9 entre A Coruña y O Porriño”. “El coste son 1.200 millones, con ese dinero daría de sobra para rescatar la AP-9”, afirmó.
Por su parte, la portavoz del Bloque, Ana Pontón, mostró su “satisfacción” por la aprobación de esta iniciativa, promovida –reivindicó– por su grupo en 2016, al tiempo que demandó su tramitación “por la vía de urgencia”, dado que la actual legislatura es “incierta” al “no saberse cuál va a ser su duración”.
Precisamente, el rescate de la concesión para lo público es uno de los puntos que incluye la iniciativa que partió de los nacionalistas en 2016 y que fue aprobada por unanimidad en el Parlamento autonómico. No obstante, el debate de la iniciativa en sus términos generales fue vetado por el Gobierno de Mariano Rajoy, desbloqueado tras la moción de censura que abrió a Pedro Sánchez las puertas a La Moncloa.
Así, Pontón criticó los “dos vetos” de Rajoy a esta ley, lo que contó, según sus palabras, “con la complicidad de Feijóo”. Asimismo, la líder del Bloque incidió en la importancia de que Galicia tenga una “capacidad real” de gestión sobre esta infraestructura frente a los “abusos continuos” de Audasa hacia “todos los usuarios”.

Tiempos
Por su parte, los portavoces de los grupos socialista y popular, Xoaquín Fernández Leiceaga y Pedro Puy, coincidieron en la “buena noticia” que supone la tramitación, si bien el del PSdeG demandó respetar los “ritmos y procedimientos” de la Cámara baja.
Puy puso el foco en que la transferencia no puede suponer un coste para la comunidad. Además, sugirió que la negociación entre la Xunta y el Ejecutivo estatal debe abordar “el coste a los ciudadanos de esa infraestructura” y “la evolución de los peajes para el futuro”. Además, Puy concretó la defensa, en el pleno de la próxima semana, de una proposición no de ley del grupo popular para pedir que “se desarrollen ya” las bonificaciones del 50 por ciento para los transportistas que circulen de noche por las autopistas de titularidad autonómica. Esta iniciativa, también pedirá a la Xunta que desarrolle una “propuesta que reduzca el impacto de los peajes de la AP-9” para que sea remitida al Gobierno central, con el objetivo de que negocie “ya” la rebaja de su coste.

Comentarios