Seis de cada diez menores gallegos tienen un teléfono móvil

Dos adolescentes miran sus móviles/EP

El 98 por ciento de los menores españoles con edades comprendidas entre 10 y 15 años utiliza Internet de forma habitual desde que comenzó la pandemia en España, cuando se decretó el estado de alarma en marzo de 2020. En cuanto al teléfono móvil, seis de cada diez tiene uno en Galicia, pero son los que menos poseen este tipo de aparato en el conjunto de España.


Un estudio reciente llamado 'El uso de la tecnología por los menores' y publicado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), dependiente de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, ha determinado el impacto de la Covid-19 en el uso de dispositivos e Internet en España.


Este revela que la crisis sanitaria derivada de la pandemia impulsó la utilización de dispositivos conectados a Internet entre los menores de 10 a 15 años, quienes se han tenido que adaptar a las nuevas circunstancias en el entorno educativo.


Las personas incluidas en este rango de edad se han convertido en los principales consumidores de contenido en el entorno digital gracias al uso de redes sociales, aplicaciones o plataformas a través de 'smartphones', ordenadores y tabletas.


Actualmente, en España el 98 por ciento de los menores de 16 años utiliza Internet, un porcentaje que se ha incrementado desde 2016 (cuando no llegaba al 93%), especialmente en los últimos dos años.


Las condiciones familiares, junto con el nivel de ingresos y la situación geográfica, determinan en gran medida el acceso tanto a Internet como a las nuevas tecnologías.


De este modo, los menores que habitan en municipios pequeños, provienen de hogares con bajos ingresos y forman parte de una unidad familiar más grande son los más afectados y los más vulnerables para sufrir la brecha digital.


Por ese motivo, el 98 por ciento de los españoles menores de 16 años que utiliza Internet se mantiene en los hogares de renta alta y decrece en los de renta baja (inferior a 900 euros), cuando cae al 92 por ciento.


El uso de Internet también depende de la situación geográfica, ya que es menor el uso de Internet entre los menores que viven en municipios pequeños frente a los que viven en otros más grandes, que se refleja en un 1 por ciento de diferencia.


El estudio refleja que las regiones donde más menores usan Internet son Ceuta, donde este presenta un 100 por cien de penetración, y Cataluña, con un 99 por ciento. Por el contrario, Madrid con un 95 por ciento y Melilla, con un 94, están a la cola en este ranking.


El acceso a Internet en los últimos tiempos ha crecido, como también lo ha hecho el uso de dispositivos. En los últimos dos años el porcentaje de niños y niñas entre 10 y 15 años que emplean el ordenador ha pasado del 90 al 95 por ciento.


Dentro de ese porcentaje, las niñas superan a los niños en el empleo de estos equipos en un 1 por ciento. No obstante, el uso del ordenador se ha extendido en todo el país, siendo Cataluña la Comunidad Autónoma que presenta un mayor porcentaje en el uso de estos dispositivos (99%).


Le siguen País Vasco (98%), Castilla y León (97%) y Murcia (96%). En el otro extremo se sitúan Ceuta (62%) y Melilla (77%), donde el uso de PC y portátiles es menor.


Menor uso de teléfonos

La adopción de teléfonos móviles es inferior a la de ordenadores, ya que solo siete de cada diez disponen de ellos; un porcentaje que se sitúa entre el 66 y el 69 por ciento de los menores con 'smartphones' y que se ha mantenido en los últimos seis años.


En este caso, al igual que ocurre con los ordenadores, el uso de teléfonos móviles es mayoritariamente femenino, con un 72 por ciento de usuarias, frente al 65 por ciento de usuarios menores de 16 años.


La situación geográfica también condiciona la posesión de un teléfono móvil, ya que este estudio revela que en los municipios más pequeños se registra un mayor porcentaje de usuarios con respecto a los más grandes, siendo la brecha digital de 4,6 puntos porcentuales.


Asimismo, la estructura familiar también es capaz de provocar diferencias, ya que en los hogares con solo dos miembros el uso del móvil es más habitual que en las familias con cinco o más integrantes. La diferencia radica en 12 puntos porcentuales, es decir, un 74 por ciento frente al 62 por ciento.


En relación a los ingresos mensuales, los hogares con rentas interiores a 900 euros presentan un porcentaje inferior de menores con teléfonos móviles (un 57%), una cifra que se eleva hasta el 71 y 72 por ciento en unidades familiares con ingresos medios (de 900 a 1.600 y de 1.600 a menos de 2.500, respectivamente).


Por último, en los hogares con ingresos altos, los porcentajes son del 67 por ciento (de 2.500 a menos de 3.000 euros) y del 66 por ciento (desde 3.000 euros en adelante).


Las Comunidades en las que más menores de 16 años tienen móvil son Extremadura (con un 82%) y País Vasco (76%). En el otro extremo se sitúan Melilla (60%) y Galicia (59%).


A clase por internet

La asistencia a clase a través de Internet, también denominada Tele Escuela, ha sido uno de los factores estudiados en este informe para determinar cuál ha sido el nivel de preparación de los hogares para hacer posible la enseñanza a distancia debido durante la pandemia.


En general, este porcentaje es muy alto, ya que el 95 por ciento de los niños de 6 a 15 años disponen de medios suficientes para asistir a clases de manera telemática, a través de Internet y con equipamiento informático.


Sin embargo, el otro 5 por ciento del total no pudo seguir estas actividades 'online' por la falta de estos recursos. Ese porcentaje creció hasta el 17 por ciento en el colectivo de niños de familias con ingresos inferiores a 900 euros, mientras que en los que viven en hogares de rentas mayores no se supera el 0,1 por ciento.


Además de la renta, la implantación de la Tele Escuela también depende del hábitat de los alumnos, ya que en las zonas menos pobladas (con menos de 50.000 habitantes) está menos implantada, con un 49 por ciento, que en ciudades con 100.000 o más habitantes, con un 57 por ciento.


En este caso, las autonomías donde es más frecuente la teleeducación son Madrid (98%), Cataluña (98%) y Navarra (97%). Por el contrario, Murcia, Canarias y Melilla revelan menores porcentajes (91,90 y 89 por ciento, respectivamente).

Seis de cada diez menores gallegos tienen un teléfono móvil

Te puede interesar