miércoles 5/8/20

Sanidade insta a los alcaldes de A Mariña a extremar la precaución tras un nuevo repunte

El brote ya acumula 59 casos y los ayuntamientos piden a la Xunta más ayuda para poder controlarlo
Un hombre camina junto a un mural en homenaje a los sanitarios que han luchado contra el coronavirus en Melide | trigo (efe)
Un hombre camina junto a un mural en homenaje a los sanitarios que han luchado contra el coronavirus en Melide | trigo (efe)

La Consellería de Sanidade instó ayer a los alcaldes de A Mariña, ante el brote con 59 casos positivos detectados, tras los doce contagios registrados ayer, a que velen por el cumplimiento de las medidas de “control, vigilancia y limpieza” establecidas por la crisis sanitaria del Covid-19. Por su parte, los regidores pidieron a la Xunta información “puntual” y una refuerzo de la comunicación sobre la evolución de los casos, además de los suficientes recursos económicos y humanos para poder garantizar el seguimiento.

El Sergas ha mantenido una reunión telemática con los regidores de los municipios de Foz, Burela, Xove, Ribadeo, Cervo y Viveiro para incidir en la vigilancia y “el cumplimiento de las medidas de control y vigilancia establecidas a casa del Covid-19” y “fortalecer la prevención de contagios en la comarca”.

No obstante, no han abordado de momento ninguna actuación extraordinaria más allá de “garantizar el cumplimiento de las medidas higienico-sanitarias establecidas por la irrupción del coronavirus”, aunque los regidores han pedido recursos y que se atiendan circunstancias específicas, como la celebración de la ABAU en Viveiro que congregará a cerca de 300 jóvenes de los institutos de la comarca.

Sanidade ha recordado, en términos generales, la necesidad de cumplir las medidas de higiene y prevención en las actividades públicas o el control del aforo de los establecimientos.

Posibles sanciones
Es por ello que desde el Gobierno gallego se insistió a los alcaldes en que reforzar la vigilancia y aplicar sanciones, en caso de ser necesario. “Ante la necesidad de garantizar la protección de la salud de la población, las autoridades sanitarias, entre las que se incluyen los alcaldes, podrán, tras ser informada su población, incoar expedientes sancionadores, en el caso de incumplirse las normas de prevención establecidas”.

Los municipios piden información y recursos suficientes.

 El alcalde de Foz, Francisco Cajoto, ha insistido, que en la reunión se pidió a Sanidade información actualizada de personas contagiadas y confinadas por ayuntamientos y se le ha reclamado a la Xunta que “tome el liderazgo” ante el brote en A Mariña.

Desde Cervo, Alfonso Villares ha llamdo a “estar alerta” para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad y pidió la comunicación fluida “entre la Consellería” y la administración local. Del mismo modo se reforzará la información a lo vecinos, pero “sin crear una alarma innecesaria”. “Los vecinos tienen que saber que estamos hablando de salud y a nadie se nos escapa que no se puede mirar para otro lado”, ha advertido, para asegurar que se vigilará por “el cumplimiento estricto de las normas” que están vigentes para el día a día.

Asimismo, ha indicado Cajoto, han reclamado “recursos materiales y personales para apoyar a las administraciones locales, que soportan el mayor esfuerzo”, aunque no se plantearon “medidas adicionales”.

Para Cajoto “hace falta mayor coordinación de las fuerzas de seguridad”; Guardia Civil, Policía Local y Policía Autonómica; así como Inspección Laboral, para “ver si se cumplen las medidas”. Además, manifestó que “se necesitan medidas y los siguientes pasos a adoptar” con respecto a este brote con 59 positivos y unas “600 personas confinadas”, puntualizó.

Al respecto, el alcalde de Xove, José Demetrio Salgueiro, ha asegurado que los regidores solicitaron “información puntual y frecuente” sobre la evolución del brote y que incidieron en “concienciar a la población” para “aumentar lo máximo posible y extremar las medidas” de prevención, como el uso de mascarilla.

La regidora de Viveiro, María Loureiro, ha explicado que desde la Xunta se defiende que los brotes están “controlados” y se pide a los regidores “que extremen la vigilancia”, pero recordó que es algo que llevan haciendo con medidas de seguridad y control incluso “por encima de sus posibilidades”. 

En este sentido, han demandado “datos más concretos” a la administración para conocer “el grado de propagación” del brote y la evolución de su afectación, pero que de momento no se valoró adoptar ningún refuerzo a mayores del uso de mascarilla, el lavado de manos frecuente y la distancia de seguridad.

Además, en clave electoral, el Partido Socialista de Galicia, el BNG y la coalición Galicia en Común-Anova Mareas han decidido suspender sus actos de campaña previstos para esta semana en la comarca de A Mariña, para los comicios autonómicas que se celebrarán el próximo 12 de julio ante los rebrotes de coronavirus que afectan a esta zona.

Comentarios