Los reyes arropan a familias del “Villa de Pitanxo” en el funeral

Los reyes, el presidente de la Xunta, el ministro de Pesca y varios familiares y personas que se acercaron al funeral de los marineros | lavandeira, salvador sas y b. ciscar

Centenares de personas arroparon ayer a las familias de los 21 fallecidos en el naufragio del pesquero gallego “Villa de Pitanxo”, hundido el pasado 15 de febrero a 450 kilómetros al este de Terranova (Canadá), durante la celebración de un funeral al cual asistieron, entre otros, los reyes de España, Felipe VI y Letizia.


Entre aplausos de los marinenses que se amontonaron a las puertas del Templo Nuevo de Marín, los familiares de los 21 fallecidos en el “Villa de Pitanxo” llegaron a la iglesia minutos después de las 18.00 horas acompañados de los Reyes de España; del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y de la alcaldes de Marín, María Ramallo.


Reunión con las familias

Previamente, sobre las 17.30 horas, representantes de las familias de los 21 fallecidos se habían reunido con dichas autoridades en un colegio cercano, donde les trasladaron la importancia de que se reanude la búsqueda de los doce cuerpos que todavía no fueron hallados.


En un templo lleno, el funeral, oficiado por el arzobispo Julián Barrio, se extendió durante poco más de una hora. Al acabar, los Reyes volvieron a dar el pésame a las familias allí presentes.


Al acto religioso también asistió uno de los tres supervivientes de la tragedia, Samuel Kwesi Koufie, a quien las familias le agradecieron el gesto ya que para él también es “muy difícil” esta situación, porque sigue teniendo “secuelas físicas y emocionales”.


Al terminar la misa, la representante de las familias e hija del jefe de máquinas del pesquero, María José de Pazo, leyó un discurso en el que agradeció a los reyes “su enorme cariño y su enorme empatía” con las familias.


También agradeció a Samuel su presencia y lamentó que este sábado 19 de marzo, Día del Padre, muchos hijos lo pasarán “sin poder llamar a su padre” y muchos padres “no volverán a recibir la llamada de sus hijos”, porque la tragedia acabó con su vida.


Una vez terminado el funeral, los Reyes abandonaron el recinto, mientras que las familias y centenares de marinenses, junto a decenas de guardias marines, hicieron una ofrenda floral a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros.


Ante la prensa, María José de Pazo volvió a agradecer la visita de los reyes, indicando que el día del naufragio Zarzuela había escrito un telegrama que nunca llegaron a recibir, por lo que quisieron asistir ayer para poder darles el pésame de forma presencial.


De Pazo insistió en la importancia de reanudar la búsqueda y pidió al Gobierno “una explicación”. “No queremos que nos digan el día y la hora, pero sí qué están haciendo para buscar a los doce desaparecidos”, reivindicó.


En este sentido, afirmó que las familias están “unidas por el dolor” y quieren encontrar o “al menos buscar” a los doce cuerpos que todavía no han sido hallados. “Y después buscar la verdad para que se haga justicia”, subrayó.


Continuar la búsqueda

En la misma línea habló Kevin González, hijo del oficial de máquinas del “Villa de Pitanxo”, quien lamentó ante los medios visiblemente emocionado que hoy no podrá pasar el Día del Padre con el suyo.


Él pidió que se continúe la búsqueda y que se baje al pecio a pesar del dinero que eso pueda suponer ya que los 12 desaparecidos “se merecen ese pedacito de todos para intentar ir a buscarlos”.


En su homilía, el arzobispo de Santiago se dirigió directamente a las familias para asegurarles que “desde el primer momento” toda Galicia y toda España “os hemos tenido en nuestro corazón”.


“El mar significa peligro, ausencia e incertidumbre y se convierte a veces en ese agujero negro que acaba con proyectos, sueños y vidas”, apuntó.


Gran apoyo

Entre otros asistentes, acudieron al funeral el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones; la vicepresidenta segunda del Congreso s, Ana Pastor; la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva; la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, o el alcalde de Vigo, Abel Caballero.


El Ayuntamiento de Marín instaló una pantalla grande en el parque que rodea a la iglesia en la que se celebró el funeral para que los cientos de personas que se quedaron fuera del templo por falta de espacio pudieran seguir la ceremonia.


Al terminar el funeral, la banda de música de la Escuela Naval de Marín, en donde el propio Felipe VI completó su instrucción militar, interpretó la “Salve Marinera” y los monarcas se pararon a saludar al resto de los familiares de los marineros que, por motivos de protocolo no habían acudido a la audiencia previa. 

Los reyes arropan a familias del “Villa de Pitanxo” en el funeral

Te puede interesar