martes 1/12/20

La mayoría del pleno de Ourense pide la marcha de Jácome, que rechaza mostrar las cuentas del partido

La moción fue impulsada por el BNG y estuvo apoyada por el PP, Cs, PSOE y los díscolos de DO
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, preside un tenso pleno en el ayuntamiento de la ciudad | brais lorenzo (efe)
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, preside un tenso pleno en el ayuntamiento de la ciudad | brais lorenzo (efe)

El pleno del consistorio de Ourense, incluido los ediles díscolos del grupo de Democracia Ourensana (DO), a excepción del propio alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, y el concejal, Armando Ojea, sacaron ayer adelante una moción para pedir la “dimisión inmediata” del regidor, quien manifestó ser víctima de “una traición” y rechazó la petición de mostrar las cuentas de su partido, Democracia Ourensana. 

La moción impulsada por el BNG ha sido apoyada por los ediles del PP, PSOE, BNG, Cs y los críticos con la gestión del alcalde, que mostró su “absoluta tranquilidad” frente a las acusaciones que existen contra su gestión económica de su formación.

En su intervención durante el pleno, en el que está cada vez más arrinconado -con el único apoyo de Armando Ojea-, Pérez Jácome rechazó mostrar las cuentas ya que “no estamos hablando de dinero público” sino de la formación política y arremetió contra la petición solicitada por el popular Jesús Vázquez. 

“Es el colmo que el Partido Popular, el mismo partido de la Gurtel, pida que enseñe las cuentas del partido cuando que no se está hablando de dinero público sino del partido”, zanjó Jácome, quien insistió en que las cuentas exclusivamente “competen al Tribunal de Cuentas” y al partido. 

Estas afirmaciones se producen a raíz de la moción impulsada por el partido nacionalista, en la que todos los grupos pidieron la dimisión del alcalde tras la crisis abierta en el gobierno municipal a raíz de la denuncia presentada por cinco ediles de su propio partido por posibles irregularidades en las cuentas y la posterior salida del PP del acuerdo. 

Gobernabilidad
En concreto, el portavoz del BNG, Luís Seara, pidió su dimisión tras acusarle de utilizar el consistorio como si fuese “su finca particular” y que el PP pase a la oposición como “corresponsable” de esta situación generada que afecta a la “gobernabilidad” 

“No estamos hablando sólo de un problema de alcalde sino que Ourense precisa de una regeneración”, liderada por un gobierno progresista y así poner fin a “prácticas caciquiles”, ha continuado el nacionalista. 

Frente a las duras críticas de los portavoces de todos los grupos municipales, el regidor orensano se defendió, cargando contra los “traidores” de su propio grupo de gobierno y contra el PP y ha rechazado enseñar las cuentas de Democracia Ourensana.

Además, a través de sus redes sociales ha vuelto a arremeter contra los díscolos de su propia formación, a los que ha definido como “cuatro traidores” del “tamallazo”. “Los cuatro díscolos de DO rompieron la disciplina de voto de partido y están alineando sus votos con el PP en la sesión plenaria. Ya es oficial. Hablamos de tránsfugas que roban la voluntad de las urnas: Miguel Caride, Manolo Fórum, María Dibuja y Maite Rdez”, publicó en las redes sociales de su formación.

Tensión
La tensión del pleno se dejó sentir desde los primeros minutos, cuando Jácome llamó al orden a Manuel Álvarez, uno de los cuatro ediles díscolos, por hablar. La misma suerte corrió otra de las ediles, a la que Jácome advirtió: “María, antes, cuando no eras una traidora, estabas calladita, ahora tú y Manolo vociferáis seguido”.

También se formalizó la renuncia de Mario González, que dará pie a la entrada de Telmo Ucha (DO), que en principio se integrará en el gobierno local.

Comentarios