sábado 19/9/20

Mascarillas y aforo de 2.000 personas, la nueva normalidad para ir de verbena

La Xunta revisará de nuevo la capacidad y las condiciones en función de como evolucionen los últimos rebrotes
Las postales de las verbenas gallegas este verano serán totalmente diferentes a las de otros años | quintana
Las postales de las verbenas gallegas este verano serán totalmente diferentes a las de otros años | quintana

Las verbenas de verano en Galicia deberán celebrarse en espacios acotados que permitan controlar los aforos y estos serán, en los recintos más grandes, de un máximo de 2.000 personas, que deberán usar mascarilla y respetar la distancia de seguridad de tres metros cuadrados por individuo.

Estas son algunas de las normas incluidas por la Xunta para la celebración de estos eventos, que arrancarán en Galicia el próximo 1 de julio y para los que, ha advertido el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se incrementará la vigilancia, con el objetivo de que se cumplan las medidas de prevención del coronavirus.

Espacios acotados
El protocolo, elaborado por expertos en colaboración con el sector, será “gradual”, en función de la evolución de la pandemia o la posibilidad de la aparición de brotes. Con ello, articulará dos fases, una desde el 1 de julio hasta fin de mes y otra a partir del 31 de julio, en la que se analizará la posibilidad de ampliar aforos si la situación epidemiológica lo permite.

De forma genérica, tanto el locales de ocio nocturno como en fiestas y verbenas y en atracciones de feria, se exigirán las medidas de protección básicas, como la desinfección, el mantenimiento de la distancia de seguridad -de tres metros cuadrados por persona-y el uso de mascarilla.

En el caso de las verbenas, el aforo dependerá de la superficie donde se celebre, que deberá acotarse. En todo caso, para espacios inferiores a 8.000 metros cuadrados, habrá un máximo de 1.000 asistentes y en los más grandes, hasta 2.000 personas.

Los aforos deberán cumplirse delimitando el área de celebración de la verbena y estableciendo un punto de entrada y otro de salida diferenciados.

El escenario deberá estar, al menos, a cuatro metros de distancia del público y tanto los componentes de las orquestas como el público tendrán que usar obligatoriamente mascarilla. 

En cuanto a las atracciones de feria, también deberán respetar la distancia de seguridad, con espacio de tres metros cuadrados por persona para calcular los aforos, que serán de 700 personas como máximo en caso de superficies inferiores a 8.000 metros cuadrados y de 1.000 en las más grandes. En caso de que no se pueda garantizar la separación o si no se tienen asientos, el aforo quedará reducido al 50% y, en este último caso, también será obligatoria la mascarilla.

En cuanto a los locales de ocio nocturno, tal y como adelantó este jueves el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, los usuarios deberán usar mascarilla y se les pedirá que dejen un número de teléfono de contacto para poder localizarlos en caso de que se detecte un positivo de Covid-19.

Este sistema de registro, ha explicado el vicepresidente de la Xunta, será obligatorio para los locales, aunque la cesión de datos por parte de los clientes será voluntaria. Los datos se emplearán solo con fines sanitarios y se destruirán a los 28 días.

El aforo de este tipo de establecimientos se limitará a dos tercios de su capacidad, inferior al 75% actual del resto de bares y restaurantes, aunque las terrazas estarán al 80%. Las pistas de baile, con la intención de garantizar la distancia de seguridad, tendrán una ocupación máxima del 50%.

Alfonso Rueda ha garantizado que la Xunta será “muy exigente” con el cumplimiento de este protocolo y que estará “vigilante” para comprobar que se respetan todas las medidas.

Comentarios