lunes 18/1/21

En Marea propone a la Xunta reformular una Risga que ve “de miseria” e “insuficiente”

En Marea presentó su propuesta para reformular el actual sistema de la Renda de inclusión social de Galicia (Risga), que cree “de miseria” y que “cuatro años después de su entrada en vigor se manifiesta totalmente insuficiente e ineficaz”.

Montse Prado ofrece una rueda de prensa | aec
Montse Prado ofrece una rueda de prensa | aec

En Marea presentó su propuesta para reformular el actual sistema de la Renda de inclusión social de Galicia (Risga), que cree “de miseria” y que “cuatro años después de su entrada en vigor se manifiesta totalmente insuficiente e ineficaz”.
De este modo, el partido instrumental entiende que los actuales mecanismos de cobertura para personas en riesgo de exclusión no atienden a “una nueva realidad de pobreza” marcada por la “altísima precaridad laboral y el crecimiento de la desigualdad”, por lo que llevará a la Cámara gallega una proposición para configurar “un verdadero sistema de rentas mínimas” en Galicia.
La propuesta fue presentada ayer por la diputada de En Marea Paula Vázquez Verao, que desgranó el proyecto de ley, que pasa por concretar una “prestación garantizada de derecho subjetivo, vinculada a la carencia de rentas para conseguir la promoción
de la persona y su empoderamiento, superando las condiciones que la llevaron a necesitar la prestación”.

Unidades de convivencia
Así, En Marea plantea que el derecho a percibir la prestación incluya, además de a las persona en situación de exclusión, a las “unidades de convivencia empobrecida”, es decir, aquellos hogares cuyo nivel de ingresos “no alcance el 60% de la renta media disponible familiar”.
El partido instrumental destaca la necesidad de acabar con las incompatibilidades de la Risga a la hora de percibir otro tipo de prestaciones de cobertura social. Para ello, establece un sistema de “renta mínima garantizada” dividida en “dos grandes modalidades”: por un lado, una prestación para personas en situación de necesidad y, por otro, una ayuda que actúe como “complemento de activación e inserción laboral”, que iría ligada a un “compromiso” por parte del beneficiario de seguir “un plan de inclusión social”.
Verao censuró la “caída” en las partidas destinadas a la inclusión social en los presupuestos de la Xunta, a la que acusó de “renunciar a ejercer su capacidad de redistribución de la riqueza” a través de “un recorte acumulado que se puede cuantificar en 2.275 millones de euros”.
“Un sistema bien diseñado de rentas mínimas, que debe ocupar en torno a un 2% del PIB en la inversión pública tiene efectos positivos en la elevación de los salarios”, remarcó. l

Comentarios