jueves 22/10/20

Luís Villares reconoce que hay que resolver la “interinidad” de En Marea

El portavoz parlamentario de En Marea y líder de la formación, Luís Villares, reconoció que los periodos de “interinidad”, como el que vive ahora el partido “rupturista”, deben durar “lo menos posible”.

Xoán Hermida explica en rueda de prensa sus intenciones respecto al escaño que ha aceptado | sxenic (efe)
Xoán Hermida explica en rueda de prensa sus intenciones respecto al escaño que ha aceptado | sxenic (efe)

El portavoz parlamentario de En Marea y líder de la formación, Luís Villares, reconoció que los periodos de “interinidad”, como el que vive ahora el partido “rupturista”, deben durar “lo menos posible”. De esta manera, esperó que tanto la renuncia de Xoán Hermida –que dijo asumir el escaño de forma provisional como número seis de la lista por Pontevedra– como la “asunción de responsabilidades” por parte de la diputada Paula Quinteiro –envuelta en un incidente con la Policía Local– se “resuelvan con la mayor brevedad posible”.

La situación del grupo de En Marea dio un nuevo giro después de que el ya exdiputado Juan Merlo dimitiese por haber inflado su currículo. Justo el día anterior, el candidato Xoán Hermida había anunciado que él renunciaría a su acta si Paula Quinteiro presentaba su dimisión; y lo hizo, dijo, con la intención de “elevar el listón ético” de En Marea y después de que trascendiese una multa de tráfico en la que figuraba un enfrentamiento con los agentes, una cuestión archivada.
Al conocerse la renuncia de Merlo, Xoán Hermida se ratificó en que “no sería diputado esta legislatura”, aunque finalmente pactó con Villares pedir su adscripción al grupo.

Renuncia anunciada
“Como ustedes saben, las actas son de los diputados. Es a Hermida al que le corresponde decidir en qué momento renuncia”, señaló ayer Luís Villares, al ser preguntado por esta cuestión durante una visita a Vimianzo. En este sentido, recordó que el propio candidato pontevedrés, explicó su intención de “renunciar”.

Sobre la decisión de pedir su adscripción a En Marea, Villares defendió que es “coherente” con la idea de que se mantenga el grupo formado por catorce diputados. “Y el miércoles había que tomar una decisión”, apuntó, en referencia a que vencían los cinco días para que Hermida pidiese incorporarse a alguna formación y evitar que automáticamente quedase incluido en el grupo mixto.
De hecho, este acuerdo le permite a Villares salvar su posición como líder de la principal formación política de la oposición, aunque buena parte de los integrantes del grupo parlamentario discrepan con la decisión adoptada y llegaron a calificar de “bochorno” lo que está ocurriendo.
Villares insistió ayer en que apeló de forma reiterada a la “responsabilidad” de Paula Quinteiro para no tener que acudir a “otro tipo de mecanismos”.

Decisiones
Dicho esto, insistió en que “cualquier decisión que se adopte no le corresponde ni al Consello ni al portavoz”. “Es el Consello das Mareas el que evaluará teniendo en cuenta también los propios documentos aportados por la Comisión de Garantías”, indicó.
El magistrado en excedencia consideró que el espacio de En Marea “es absolutamente escrupuloso con los procedimientos” y insistió en que “solo evaluado el documento de la Comisión de Garantías se podrá tomar la decisión”.
Villares afirmó, asimismo, que En Marea considera que “la consulta a las bases es una garantía de democracia en cualquier espacio político”. El Consello das Mareas está convocado para este sábado en Santiago.

Comentarios