lunes 09.12.2019

La integración de 500 líneas de transporte escolar y regular permite duplicar el número de paradas

La primera fase del plan de transporte público de Galicia permitirá duplicar el número de paradas de autobús en cerca de 200 ayuntamiento y beneficiará a 1,7 millones de gallegos. Así lo destacó ayer la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, quien aseguró que con este plan se pasará de 2.100 a 4.500 paradas de autobús regular.

La conselleira Ethel Vázquez presentó el nuevo modelo | xoán rey (efe)
La conselleira Ethel Vázquez presentó el nuevo modelo | xoán rey (efe)

La primera fase del plan de transporte público de Galicia permitirá duplicar el número de paradas de autobús en cerca de 200 ayuntamiento y beneficiará a 1,7 millones de gallegos. Así lo destacó ayer la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, quien aseguró que con este plan se pasará de 2.100 a 4.500 paradas de autobús regular.


El departamento conseguirá este objetivo a través de la integración de los autocares que cubren las líneas escolares con los que realizan el transporte regular. Así, Vázquez concretó que serán unas 500 líneas las que pasen a realizarse de forma conjunta.
La responsable de Infraestruturas también señaló que con el incremento de paradas también se conseguirá eliminar duplicidades y aprovechar las plazas vacías que hay en los autobuses escolares. Así, 500 rutas escolares, el 10% del total, según aseguró Vázquez, se integrarán en el sistema general, blindando las necesidades de los estudiantes y mejorando el servicio al tener el acompañante garantizado.

Un precio de 1,40 euros
La Consellería de Infraestruturas e Vivenda marca un precio de 1,40 euros por billete para los usuarios generales en los nuevos contratos de medio y corto recorrido que sacará para prestar el servicio en un total de 500 líneas. Además, en los de larga distancia, el pago será en función de los kilómetros.


Vázquez explicó que los 42 anteproyectos de explotación de estos nuevos servicios ya están publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOG). Estos serán de transporte integrado y cubrirán las zonas afectadas por las renuncias de las concesionarias a las líneas en agosto de 2016.


En la rueda de prensa también participó el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, que precisó que tras la publicación en el DOG, las empresas interesadas tienen, a partir del hoy, un plazo de diez días naturales para trasladar su interés a la Xunta en prestar estos servicios “viables y económicamente atractivos”. En este periodo, los interesados, como los ayuntamientos, también podrán presentar alegaciones.


Una vez terminado este proceso, la Xunta estudiará las alegaciones para, a lo largo del mes de junio, aprobar los proyectos definitivos e iniciar su contratación de cara a que en agosto se comience con la implantación de los nuevos servicios.
En este punto, Ignacio Maestro subrayó que “no todos los contratos son grades” ya que algunos solo incluyen la necesidad de “dos autobuses”.


“La media es de trece para que las empresas puedan presentarse tanto en unión temporal de empresas (UTE) como de forma independiente”, explicó el director xeral en referencia a evitar una posible concentración del sector del transporte en manos de grandes entidades.

Nuevo modelo
La combinación del modelo escolar y regular, señaló la conselleira, motiva que las concesionarias tengan que introducir la figura de un acompañante que velará por el bienestar de los alumnos. Además, Vázquez también precisó que el objetivo es garantizar el derecho de los alumnos, por lo que buscará que no afecte a los horarios habituales. “Lo prioritario es cumplir con los servicios escolares, tanto en recorridos como en horarios”, incidió.


Con todo, fuera del calendario escolar, estas 500 líneas se cubrirán con el modelo a demanda mientras que otras mantendrán los recorridos regulares.

Comentarios