“Gisele” deja a su paso una herida, caídas de árboles y cortes de luz

Una mujer herida leve, cortes eléctricos y caídas de árboles y objetos elevan a casi 160 las incidencias de una jornada en el que el paso de la borrasca “Gisele”

“Gisele” deja a su paso una herida, caídas de árboles y cortes de luz
Los turistas soportan las ráfagas provocadas por “Gisele” en la plaza do Obradoiro | lavandeira jr (efe)
Los turistas soportan las ráfagas provocadas por “Gisele” en la plaza do Obradoiro | lavandeira jr (efe)

Una mujer herida leve, cortes eléctricos y caídas de árboles y objetos elevan a casi 160 las incidencias de una jornada en el que el paso de la borrasca “Gisele” se ha dejado sentir en todo el territorio gallego, especialmente en los municipios de Vigo, Pontevedra, Carballo, Santiago y Ames.

En uno de los municipios más afectados, el de Vigo, la Policía Local informó de veinte intervenciones por desplazamientos de contenedores, caídas de árboles y vallas publicitarias, un vehículo con daños por un contenedor y caídas de postes de la luz. También la acumulación de agua fue protagonista en varios ayuntamientos, como en la subida al aeropuerto en el municipio vigués o en la entrada del hospital de Santiago.
De entre todas las incidencias, en la mitad del día se ha registrado una herida leve, una joven que se lastimó una pierna y un brazo al caerle una persiana que se desprendió por el viento en la calle García Lorca de Vigo. La herida fue trasladada, tras el accidente ocurrido sobre las 10.50 horas, en ambulancia asistencial al Hospital Povisa.
El temporal también provocó que a la altura del número 34 de la calle Francisco de Asís de A Coruña se cayesen restos de una fachada sobre algunos vehículos estacionados. Mientras, en O Porriño, hubo desprendimientos de un tejado en la calle Progreso y, aunque no hubo que lamentar daños personales, sí fue necesario acotar la zona para evitar riesgos.

Además de cortes del suministro eléctrico durante la noche y la madrugada en distintos puntos, especialmente destaca el 112 en Miño y Ares. En todo caso, los afectados por los cortes de suministro eléctrico superaron los 7.700 usuarios en las cuatro provincias y, a las 13.00 horas, con unos 6.900 afectados (menos que a primera hora), el reparto era de: 2.600 en A Coruña; unos 2.300, en Pontevedra; y unos 2.000,
en Ourense.

Los problemas por el paso de Gisele también alcanzaron la playa de Tapia, en Ames, debido a desbordamiento del río Tambre; mientras que el viento obliga a circular con extrema precaución en la A-8 en Mondoñedo.
Como consecuencia del temporal, la Comisión de Alertas también decidió suspender las actividades en el exterior de los centros situados en las zonas afectadas por este fenómeno singularmente en A Coruña, Pontevedra y la Montaña de Lugo.