martes 22/9/20

Galicia cree que cumple los requisitos y pedirá hoy el pase a la fase 3 de la desescalada

La Xunta planteará la movilidad por toda la comunidad si el Gobierno delega la gestión de la nueva etapa
Feijóo participa en la conferencia de líderes autonómicos | efe
Feijóo participa en la conferencia de líderes autonómicos | efe

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que Galicia solicitará hoy mismo el pase a la fase 3 de la desescalada al entender que se cumplen los criterios requeridos en cuanto al estado del sistema sanitario y a las cifras de contagios de Covid-19. 
En rueda de prensa tras participar en la conferencia de presidentes, Núñez Feijóo aseguró que la presencia del virus en Galicia es “residual”, a tenor de datos como la cifra de contagios por cien mil habitantes en la última semana: 0,89 en esta comunidad respecto a los 6,01 de la media. 

Por este motivo, consideró que “lo lógico es que Galicia pase” y llegue a una fase 3 en la que según trasladó el Gobierno central la Xunta recuperaría las competencias. 

“Necesitaremos por supuesto la coordinación máxima con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”, advirtió el presidente gallego, ya que –tal y como apuntó- todavía se mantendrán restricciones de aforo durante la fase 3; aunque la asunción de competencias posibilita tomar otras medidas. 

De este modo, aseguró que lo primero que hará el Gobierno gallego en cuanto pueda será “recuperar la movilidad interprovincial” y permitir “que pueda haber movimientos entre todos los ayuntamientos y, en consecuencia, entre todas las ciudades de Galicia”. 

Un error
Para Núñez Feijóo, durante este tiempo fue un “error continuado” haber impedido que los gallegos se comunicasen entre sí pese a estar todas las provincias en el mismo estado 

“No habiendo causa sanitaria no tiene ninguna razón política ni administrativa”, criticó, antes de recalcar que también estudiarán y demandarán al Gobierno central vías para permitir la comunicación con las zonas fronterizas de Portugal y con Asturias siempre que ambos territorios estén en una situación sanitaria equivalente. 

La movilidad fue uno de los principales temas tratados por el jefe del Ejecutivo autonómico durante su comparecencia ante los medios, ya que también ha comentado que en muchos ayuntamientos gallegos “comienza a haber una notable presencia de personas que provienen de otras comunidades”. 

En este sentido, consideró razonable que puedan llegar a Galicia personas procedentes de lugares con “situaciones epidemiológicas compatibles” conforme avancen los plazos de la desescalada, aunque pidió que se establezcan protocolos para que la Administración pueda disponer de un “mínimo de información” acerca de los visitantes y facilite la trazabilidad. 

Todo esto sería más fácil –concluyó Núñez Feijóo- si existiese un plan ante posibles rebrotes a nivel estatal que estableciese “líneas de coordinación” y los pasos a seguir ante la aparición de nuevos casos de coronavirus.

Feijóo también adelantó que planteará la movilidad de los gallegos entre las cuatro provincias si el Gobierno del Estado delega en las comunidades la “gobernanza absoluta” de la desescalada a partir de la fase 3, en la que toda Galicia prevé entrar a partir del 8 de junio.
El presidente gallego adelantó que, si la próxima prórroga del estado de alarma le permite “asumir el mando”, Galicia “asumirá la propia decisión, en el ejercicio de sus competencias, de recuperar la movilidad dentro de las cuatro provincias, las siete ciudades y los 313 ayuntamientos”.

“Miraremos cuáles son nuestras competencias y actuaremos en coordinación con las propias convicciones. Y una de las primeras cosas que dictaríamos sería recuperar la movilidad interprovincial”, dijo.

Además, el titular de la Xunta planteó, durante la videoconferencia, la recuperación de los desplazamientos habituales entre las eurociudades que comparten Galicia y el norte de Portugal, ya que “no entienden ni comparten, igual que el Gobierno gallego, esta ruptura de las relaciones comerciales y turísticas” entre ellas.

Frontera con Asturias
También en el ámbito de la movilidad, Feijóo coincidió con su homólogo asturiano, Adrián Barbón, en que se retome el tránsito en el puente que conecta Ribadeo (Lugo) y la comunidad vecina.

Eso sí, ha calificado como “lógico” que la circulación de personas entre comunidades en una fase distinta sea una competencia que “corresponde al Gobierno central”. Así, y a pesar de que él asumiría la gestión de la desescalada, un presidente autonómico solo puede “pedir” el cierre de autovías y aeropuertos a ciudadanos de territorios en una situación peor.

Comentarios