Fracasa la iniciativa para defender la titularidad pública de bienes muebles de Meirás

Vista del pazo de Meirás | quintana

El PPdeG, BNG y PSdeG no lograron ayer alcanzar un acuerdo unánime en comisión parlamentaria respecto de la defensa de la titularidad pública de los bienes muebles de las torres de Meirás.


La proposición no de ley presentada por el BNG no fue finalmente aprobada tal y como la planteó el diputado Luis Bará, al no aceptar los nacionalistas la enmienda de sustitución presentada por el grupo Popular.


El diputado del PPdeG José Alberto Pazos explicó que la enmienda de su grupo pretendía “corregir” algunas cuestiones “de carácter técnico”, que a entender de los populares “podrían poner en riesgo las legitimas aspiraciones” de los ciudadanos gallegos respecto a los elementos patrimoniales en cuestión.


Pazos dejó claro que el partido Popular va “a defender siempre” que la gestión del pazo de Meirás corresponda “a la Administración que gobierna a los gallegos”.


El popular incidió en que desde su grupo parlamentario seguirán “tendiendo la mano” para facilitar los acuerdos necesarios que permitan avanzar en la recuperación del pazo de Meirás y de todos sus bienes “para el disfrute de lo que debe ser patrimonio de todos los gallegos”.


Recordó Pazos que la Xunta fue “la primera” administración “en presentar un plan de uso que contempla la puesta en valor de todos los aspectos” del citado inmueble. Además, el parlamentario del PPdeG reprochó al nacionalista Bará que en materia judicial “no es conveniente sustituir el criterio técnico-jurídico por el criterio ideológico”.


“Dejación de funciones”

El diputado nacionalista, por su parte, acusó al Gobierno gallego y a la Abogacía del Estado de “dejación de funciones”, en todo lo relacionado con la reclamación del pazo de Meirás y de todos sus bienes; una “actitud timorata y cuestionable”, afirmó, frente a lo que desde el primer momento fue un comportamiento decidido y claro por parte del Ayuntamiento de Sada, consideró.


Bará recordó que transcurridos ya nueve meses desde la firma de un protocolo de coordinación temporal de las actuaciones para gestionar el conjunto patrimonial de Meirás por parte del Gobierno, Xunta, Diputación y los ayuntamientos de Sada y A Coruña, la mayor parte de las reivindicaciones del movimiento Iniciativa Galega pola Memoria e Defende Meirás “siguen pendientes”.


La propiedad de los bienes muebles sigue a la espera de una decisión judicial, “sucesivamente aplazada”; aún no se produjo la apertura al público de la mayor parte del edificio de las torres de Meirás, ni se inició el proceso para la declaración BIC de los bienes muebles que forman parte de la historia del pazo, reprochó el diputado nacionalista.


Sorpresa en el PSdeG

Por su parte, el socialista Pablo Arangüena se manifestó sorprendido por el hecho de que desde el BNG “se cuestione el papel del Estado” en todo el proceso en torno a la recuperación como patrimonio público del pazo de Meirás, y aseguró que “quien está ganado este proceso contra todo pronóstico es el Estado, no la Xunta ni ningún ayuntamiento”.


“El resto (en alusión sin citarlos directamente al Gobierno gallego y al Ayuntamiento de Sada) son lo que se llama jurídicamente coadyuvantes, que en lenguaje no jurídico son los que van a rebufo, porque la demanda la presentó el Estado”, apostilló ayer el diputado socialista.


Asimismo, Arangüena demandó “mayor celeridad” por parte del Gobierno autonómico, al señalar que “está poniendo trabas y dando excesivas vueltas a los expedientes”. 

Fracasa la iniciativa para defender la titularidad pública de bienes muebles de Meirás

Te puede interesar