lunes 26/10/20

Fallece un vecino de Culleredo al volcar el coche que conducía cerca de O Incio

Un vecino de Culleredo, de iniciales O.L.F, falleció ayer tras volcar el coche que conducía en el término municipal lucense de O Incio.
Tres peatones resultaron heridos al ser atropellados tras un choque en Ourense	efe
Tres peatones resultaron heridos al ser atropellados tras un choque en Ourense efe

  Un vecino de Culleredo, de iniciales O.L.F, falleció ayer tras volcar el coche que conducía en el término municipal lucense de O Incio.

Según informó el Subsector de la Guardia Civil de Tráfico de Lugo, el accidente se produjo en torno a las 11.30 horas de ayer, a la altura del kilómetro 6,300 de la carretera provincial DP-4706, que une Pacios de Veiga, por Canedo y Outara, con la Cruz do Incio.

Por causas que todavía se desconocen, el turismo que conducía se salió de la vía por el margen izquierdo de la calzada y acabó volcando.

Los servicios de emergencia que se desplazaron al lugar del accidente no pudieron hacer nada por salvar la vida del hombre que tenía 40 años de edad.

También un hombre natural de Lousame, de 52 años, falleció como consecuencia del accidente de tráfico en el que se vio implicado poco antes de las diez menos cuarto de la noche del miércoles, como consecuencia de una salida de vía cuando regresaba a su domicilio en el lugar de Cerqueiras, a unos tres kilómetros de donde tuvo lugar el siniestro.

El suceso se registró en la carretera AC-308, entre Noia y Padrón, a la altura del lugar de Portobravo (Lousame), cuando el Citroen Xsara con placas de matrícula que conducía se salió de la calzada por el margen derecho en una curva. Seguidamente se subió por un guardarrail, que hizo de rampa para que saliera despedido por un teraplén de unos dos metros de altura y fuera a parar a una finca, quedando el coche volcado sobre su lateral derecho.

 El vuelco de un pequeño camión frigorífico corta durante dos horas la AC-550 en Portosín

Cinturón de seguridad > Según indicaron fuentes de la investigación, la víctima, identificado como Manuel García Rey, no llevaba puesto el cinturón de seguridad, por lo que en momento de volcar el vehículo su cuerpo se desplazó hacia el asiento del copiloto, llegando a salir por la ventanilla desde el tronco a la cabeza, partes que quedaron atrapadas bajo el coche, mientras que las piernas permanecieron en el interior del automóvil.

Cuando llegó una ambulancia del 061 con el personal facultativo del PAC de Noia, el médico tan sólo pudo confirmar el fallecimiento. Desde el 112 Galicia se movilizó a las dotaciones de los parques comarcales de bomberos de Boiro y Ribeira y a efectivos del Grumir de Noia, pues al alertarse de que había una persona atrapada se pensó que sería necesario proceder a las maniobras de excarcelación, algo que ya no fue necesario. También desplazaron voluntarios de Protección Civil de Lousame y agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago, que se encargaron de elaborar el atestado del accidente.

Hubo que aguardar hasta después de las doce y cuarto de la madrugada para proceder al levantamiento del cadáver. Para poder sacar el cuerpo sin vida de Manuel García Rey de debajo del coche, los bomberos procedieron a la estabilización del coche y, de ese modo, liberarlo. Seguidamente, fue introducido en el furgón de la funeraria para su traslado a santiago para practicarle la autopsia.

Dodro > Por otro lado, a las 12.10 horas de ayer se registró un accidente de tráfico con vuelco de un camión frigorífico Nissan con matrícula C-1347-BF, perteneciente a una empresa de Dodro y que era conducido por el noiés A.M.F., de 28 años, y que resultó ileso, según informaron fuentes de Protección Civil de Porto do Son y de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago, que se desplazaron al lugar de los hechos.

El camión, que pudo volcar al pisar el camionero el freno en una zona de la calzada mojada por la lluvia, quedó atravesado en la carretera comarcal AC-550 (Cee-Ribeira) a la altura del kilómetros 78,800, en Portosón (Porto do Son), ocupando prácticamente los dos carriles.

Aunque se permitió el paso de coches por el arcén, tanto los camiones como los autobuses fueron desviados.

La circulación rodada se pudo restablecer poco antes de las dos y media de la tarde, y al lograr poner el camión siniestrado sobre sus ruedas pudo seguir su camino.

Por otra parte, tres personas resultaron heridas de diversa consideración al resultar arrollados por un furgón que las embistió tras colisionar con otro turismo, informó la Guardia Civil.

El suceso tuvo lugar ayer en el kilómetro 241 de la N-525, en la salida de Ourense hacia Santiago. El siniestro se produjo cuando un furgón colisionó con un turismo que circulaba en sentido contrario.

Comentarios